La filosofía de Acuarela es clara. Y en el campo de la imagen no iban a ser menos. Teniendo en cuenta que el ámbito del "videoclip" (muy bien llamadas en este caso "películas musicales") en nuestro país es un campo abierto y por sembrar todavía. Si hablamos de grupos pertenecientes a compañías independientes, más aún. Y debido al nulo interés demostrado por las televisiones, salvo honrosas y mínimas excepciones que todavía resisten (metropolis, la mandragora). Entiendo, que para Acuarela sea más interesante mostrar la obra de unos creadores audiovisuales, autores al fin y al cabo, que la autoría de la música perteneciente a tales "videoclips" como un objeto más de promoción de los artistas de su sello. Yo veo todo esto como un añadido, es decir, a mi que me gustan los grupos que conforman el sello Acuarela, me importan también los creadores cinematográficos que utilicen parte de esa música para ilustrar sus obras. Un ejemplo es el caso de Ramón Lluis Bande, al que he accedido como autor cinematográfico gracias al hecho de que él complete sus imágenes con la música de grupos como Manta Ray en el caso de "Estratexa" o Nacho Vegas en el caso de "El fulgor".

Centrándonos ya en el contenido del dvd que nos propone Acuarela con motivo de su decimo aniversario e intentándo analizar uno a uno los momentos de altas soledades que cada uno de los siguientes autores nos regalan, cabe empezar señalando la figura de Ramón Lluis Bande, periodísta, poeta y autor cinematográfico asturiano, que en los últimos años se ha revelado como uno de los continuadores de la línea de francotiradores que conforman gente ya consagrada como Victor Erice, José Luis Guerín o Marc Recha.

Estratexa es la pieza para la que la música de Manta Ray ha sido elegida. Tomando su título del cd homónimo. Bande nos propone una recuperación de la memoria histórica asturiana en forma de documento fotográfico ilustrado por la propia composición "Estratexa" y por una entrevista a un republicano que nos relata en persona algunos acontecimientos de su vida personal durante la guerra civil. Un documento rodado en video, con pocos medios pero sin la sensación de estar ante algo que necesite de otros medios para transmitir mayor fuerza. Es decir, con una economía de medios que juega a favor de las imágenes que se nos presentan y recuperando una serie de fotografías en blanco y negro que pertenecen a la colección de otro autor, que gracias a Bande conocemos y admiramos desde ya y se trata de Constantino Suárez.

Con "Myriam, la primera", Bande nos traslada a un paisaje rural, frío y algo oscuro, que transista entre Erice y Bresson. Con una economía de medios que nos acerca si cabe aún más al espíritu del propio tema musical de Aroah.

Se nota que conoce cierto cine, "Al debalu", cuya banda sonora pertenece al duo también asturiano Mus, me recurda especialmente a "De la vida de las marionetas" del maestro Ingmar Bergman, aunque podría ser también otra vez Bresson o incluso el mejor Wenders, el que sobrevolase ese plano secuencia prodigioso que abre y cierra la triste historia de esta pareja que ya no tiene de que hablar. Se trata de un "videoclip" magnífico rodado en formato panorámico y con una fotografía muy nouvelle vague.

"Autómata" es una historia impactante contada en lo que dura la canción de mismo nombre del grupo Viva Las Vegas y al igual que "Al debalu" rodada en un sólo plano. Con una fuerza extraordinaria, alentada tambiém por la propia fotografía algo descolorida, es una historia tremenda y muy actual sobre un hombre que decide suicidarse. El hecho de que esté rodada en video y el respeto que existe ante el mismísimo hecho del suicidio del protagonista me hace pensar en Michael Haneke. Pero ante todo me hace quitarme el sombrero ante el autor por su sencillez y rotundidad.

Termina la selección de piezas de Ramón Lluis Bande la llamada "Caer y rodar", que creo que incluso tiene algo de suyo en el lado musical ya que pertenece al proyecto liderado por él y Nacho Vegas llamado Diariu. Así, si cabe esta vez es mayor aún la idea de obra de autor. Dirigiéndonos a lo largo de la vida de un hombre por el rompecabezas que componen muchas fotografías de diferentes momentos de la vida de este hombre.

El siguiente creador que nos propone Acuarela dentro de esta recopilación de películas musicales es: Nacho R. Piedra, miembro activo del colectivo Migala, a los cuales acompaña en directo incluso proyectando imagenes y películas viejas en super 8. Un estilo muy cercano al cine underground norteamericano o europeo de los años 70, pero teñido de un momento sentimental y algo melancólico de añoranza de tiempos pasados. Algo que realmente entronca perfectamente con la idea de algunas canciones del propio grupo Migala. Algo que se puede ver y entender con "The guilt", "Recuerdos" y "nh3 light" con música respectivamente de Migala, Aroah y Sr. Chinarro.

Quizás su proyecto más diferente sea el que ilustra la música del grupo Emak Bakia en "Voz de radio virtual en la casa de las afueras" eligiendo un blanco y negro sobresaturado como imitando aquellas películas antiguas de ciencia ficción o incluso aquel "Alphaville" tan olvidado y básico de Godard y que tan bien pega con el sentido del nuevo disco de ese grupo "Frecuencias de un rojo devastador".

Ya con menor número de obras pero sin desmerecer en nada este DVD nos pone en contacto con varios creadores nuevos como son Benet Román, director de "Take a look" que ilustra la canción de mismo nombre del último disco de Manta Ray y que se perfila como un recorrido a toda velocidad y haciendo zapping por la vida del pueblo Chino, con todas las coherencias e incoherencias que el paso del tiempo ha provocado en dicho país hasta llegar a la actualidad.

José Herrero, director de "Que niño soy" también con música del los asturianos Manta Ray y que quizás sea el video con más medios del DVD pero a mi entender el menos conseguido de todas las obras que en él se muestran. Herrero nos propone un viaje a un mundo algo depravado de una especie de psycho-killer con aspecto de persona normal, un personaje que se acaba de explotar en el cine en la película "Las horas del día" y que tambiém remite a esos personajes que Michael Haneke conoce a la perfección.

Por último, un trabajo a medias entre María Cañas y Samuel Pérez. Un viaje al espacio mezclado con una tribu africana, imágenes de super 8 cortadas y pegadas para ilustrar un mundo raro como puede ser el mundo en el que habita el Sr. Chinarro de "Los carteles".

En definitiva y que es lo que cuenta, Acuarela nos señala un camino y una serie de personajes con los que habrá que tener en cuenta en los próximos años si hablamos del tema audiovisual o cinematográfico. Una carta de presentación para muchos, de ciertos valores que algunos ya conocen y que por desgracia muchos otros nunca conocerán o valorarán.

Mi Enhorabuena a Acuarela por su buen gusto y esos cuantos autores audiovisulaes por escoger estas canciones tan buenas.

GUILLERMO ARIAS