1. UN INJUSTO OLVIDO.

Es de sobra conocido el hecho de que en ocasiones los críticos de arte tienden a encumbrar obras o artistas que no lo merecen del mismo modo que minusvaloran -por no decir obvian- otras y otros que lo merecerían infinitamente más y que no se sabe muy bien por qué no cuentan con el reconocimiento debido. El cine, como arte que es, no escapa a esta tendencia, que incluso se ve agravada quizá por su juventud. Las modas, que todo lo pueden, han hecho que películas o directores mediocres alcancen una notoriedad desproporcionada mientras que auténticos genios queden relegados a un segundo plano, cuando no en el olvido. Así nos encontramos por ejemplo con la inexplicable sobrevaloración de la obra de Nicholas Ray o el hecho de que actualmente toda cinta de Billy Wilder haya de ser forzosamente una obra maestra, cuando es evidente que no es así. Ya se sabe que más vale caer en gracia que ser gracioso.

El caso de Mitchell Leisen es justo el contrario. Autor de tremendísimo éxito en sus años de esplendor -se dice que era el director que más dinero hacía ganar a la Paramount- no ha sido, inexplicablemente, redescubierto como ha ocurrido con otros de sus contemporáneos como Preston Sturges, y sin embargo repasando su filmografía nos encontramos con una cantidad de obras maestras que para sí quisieran muchos de los más reputados directores.


2.WILDER VERSUS LEISEN.

Gran parte de la culpa de este injusto olvido la tiene el hecho de que desde siempre se consideró a Mitchell Leisen como un mero plasmador de excelentes guiones (no en vano tuvo el honor de dirigir guiones de Billy Wilder, Preston Sturges y Charles Brackett). Esta falsa leyenda fue cultivada por el propio Wilder, que detestaba a Leisen al considerar que no respetaba sus guiones y que estaba más preocupado por los decorados y el vestuario que por la propia historia. Lo cierto es que Leisen es en gran medida culpable del paso a la dirección de dos de los más brillantes realizadores de la historia del cine: Billy Wilder y Preston Sturges. Y es que ambos se decidieron a dirigir sus propios guiones ante la desesperación que les provocaba el trato que de ellos hacía nuestro amigo. Pero obviamente ni Sturges ni Wilder tenían razón. Los trabajos de estos dos genios que Leisen dirigió tienen un toque personal muy diferente del que inculcaron en sus respectivas obras posteriores. Así el increíble romanticismo que impregna tanto "Recuerdo de una noche" (Remember the Nigth, 1940), con guión de Sturges, como "Si no amaneciera" (Hold Back the Dawn, 1941), guionizada por Wilder y Brackett, no volvió a asomar en el resto de la obra de estos dos genios. Si a eso añadimos que pocas veces un guión de Wilder ha sido tan inteligente y sofisticado como el de "Medianoche" (Midnight, 1939) vemos que la apabuyante obra de Mitchell Leisen no puede ser fruto de la casualidad.
Además de los filmes citados, Leisen colaboró con Wilder y Brackett en "Arise My Love" (1940) y con Sturges en "Una chica afortunada" (Easy Living, 1937).

 

3. ¡SEIS OBRAS MAESTRAS!


Pocos directores tienen en su haber una cantidad tan impresionante de grandes películas como Mitchell Leisen. A sus seis indiscutibles obras maestras se unen una enorme lista de grandes títulos y de interesantísimas producciones. Así sus seis títulos señeros son: "La muerte en vacaciones" (Death Takes a Holiday, 1934) -recientemente revisitada con el título de "¿Conoces a Joe Black?" (Meet Joe Black, 1998)-, "Una chica afortunada", "Medianoche", "Recuerdo de una noche", "Si no amaneciera" y "Vida íntima de Julia Norris" (To Each His Own, 1946). Pero su filmografía esta repleta de otras grandes películas a redescubrir que abarcan prácticamente todos los géneros desde la comedia,"Candidata a millonaria" (Hands Across the Table, 1935), "Ella y su secretario" (Take a Letter Darling, 1942), "No hay tiempo para amar" (No Time for Love, 1943) o "Casado y con dos suegras" (The Mating Season, 1951), al drama, "La bribona" (Kitty, 1945), pasando por el thriller con la impresionante "Mentira latente" (No Man of Her Own, 1950), la aventura con "En las rayas de la mano" (Golden Earrings, 1947), o el musical con "Una mujer en la penumbra" (Lady in the Dark, 1944) o "Eligiendo novio" (The Girl Most Likely, 1957). Y todo ello contando siempre con estrellas de primera categoría como Claudette Colbert, Ray Milland, Marlene Dietrich, Paulette Goddard, Olivia de Havilland, Charles Boyer, Ginger Rogers, Barbara Stanwyck, Jean Arthur, Gene Tierney, Carole Lombard, Rosalind Russell o Fred MacMurray.

4. TODO UN PERFECCIONISTA

Nacido en 1898 en Menominee (USA) y fallecido en 1972, Mitchell Leisen fue un puro esteta. Esta preocupación por la belleza y la elegancia le llevó muy pronto a Hollywood donde intervino como diseñador de vestuario y decorados en varias de las lujosas e impresionantes producciones del gran Cecil B. De Mille, debutando poco después como director con una obra del autor español Martinez Sierra, "Canción de cuna" (Cradle Song, 1933), llevada de nuevo a la pantalla, como todo el mundo sabe, por Jose Luis Garci.

Pese a que ya no volvió a sus orígenes de diseñador, toda su obra como director estuvo siempre presidida por un gusto exquisito como puede apreciarse en los decorados y vestuario de todos sus filmes, donde todo está cuidado al detalle, desde las maravillosas habitaciones de "Una chica afortunada" a las lujosas mansiones y automóviles de "Medianoche", pasando por los vestidos de Ginger Rogers en "Una mujer en la penumbra" o la maravillosa ambientación de "Vida íntima de Julia Norris", para la que se cuenta que hizo comprar al estudio una auténtica y carísima drugstore decimonónica en la que ambientar la acción.

 

FILMOGRAFIA.


-"Canción de cuna" (Cradle Song, 1933)
-"Murder at the Vanities" (1934)
-"La muerte en vacaciones" (Death Takes a Holiday, 1934)
-"Candidata a millonaria" (Hands Across the Table, 1935)
-"Behold My Wife" (1935)
-"Compás de espera" (Four Hours to Kill, 1935)
-"The Big Broadcast of 1937" (1936)
-"Thirteen Hours by Air" (1937)
-"Una chica afortunada" (Easy Living, 1937)
-"Comenzó en el Trópico" (Swing Hight, Swing Slow" (1937)
-"The Big Broadcast of 1938" (1937)
-"Artist and Models Abroad" (1938)
-"Medianoche" (Midnight, 1939)
-"Arise, My Love" (1940)
-"Recuerdo de una noche" (Remember the Night, 1940)
-"Si no amaneciera" (Hold Back the Dawn, 1941)
-"Vuelo de águilas" (I Wanted Wings, 1941)
-"Ella y su secretario" (Take a Letter, Darling, 1942)
-"Capricho de mujer" (The Lady is Willing, 1942)
-"No hay tiempo para amar" (No Time for Love, 1943)
-"El pirata y la dama" (Frenchman´s Creek, 1944)
-"Una mujer en la penumbra" (Lady in the Dark, 1944)
-"Bodas blancas" (Practically Yours, 1944)
-"La bribona" (Kitty, 1945)
-"Mascarada en Méjico" (Masquerade in México, 1945)
-"Vida íntima de Julia Norris" (To Each of His Own, 1946)
-"En las rayas de la mano" (Golden Earrings, 1947)
-"Suddenly It´s Spring" (1947)
-"Dream Girl" (1948)
-"Song of Surrender" (1949)
-"La máscara de los Borgia" (Bride of Vénganse, 1949)
-"Capitán Carey" (Captain Carey USA, 1950)
-"Mentira latente" (No Man of Her Own, 1950)
-"Cariño, ¿Por qué lo hiciste?" (Darling, How Could You!, 1951)
-"Casado y con dos suegras" (The Mating season, 1951)
-"Young Man With Ideas" (1952)
-"Esta noche cantamos" (Tonight We Sing, 1953)
-"Bedevilled" (1955)
-"Eligiendo novio" (The Girl Most Likely, 1957)

GUILLERMO BALMORI