(Acuarela, 2002)

Ya con el mini cd " Cuando termines con todo habrá terminado contigo" y posteriormente el split compartido con Nacho Vegas "Seis canciones desde el Norte", AROAH, demostró ser merecedora de una expectación que con la edición de este "No Podemos ser amigos" se ha confirmado como una de las más brillantes propuestas del pop independiente actual. En él Irene R. Tremway , una jovencísima cantautora que apenas llega a los 22 años, eleva y extiende a todo un lp las virtudes contenidas en aquellos. A saber, un preciosista tratado de folk pop próximo a la obra de damas como Julie Doiron o Cat Power, enriquecido por una vertiente más country y acústica que bien puede recordar a Tara Jane O´Neil. Todo para capturar en una canción esos momentos en los que no sabemos que es más difícil, decir una verdad o recibir una mentira, mientras de fondo late la idea de que quizá, lo mejor del amor es simplemente desearlo y así evitar ser una herida niña buena o una mujer mala que causa dolor. Grabado en Gijón bajo la dirección de Frank Rudow ( Manta Ray) este disco contiene un ramillete de canciones que confirman todas las esperanzas que muchos depositamos en ella. Combinando inglés y castellano, desde el rencor producido por una memoria demasiado caprichosa en "Myriam la primera" a la enorme y cortante "We can´t be friends", de ese "The Biggest idiot in the world", apelando a la cadencia de MAZZY STAR y la manera de contornear la voz de Tanya Donelly, a los intrigantes ambientes por los que se pasea acompañada de la voz Nacho Vegas en " La Historia mas triste" ( "es la triste realidad, la gente miente no lo puedes evitar" dice) AROAH consigue hacernos cómplice de su enmarañado y atractivo universo interior desde el primer momento. Y hasta el último, ese impresionante "Whiskey" cantado por Abel Hernández (Migala) que cierra el disco en la barra de un bar esperando una llamada que nunca llega y que bien podría ser esa felicidad que en manos de su autora se vuelve esquiva y escurridiza. Ya lo dice ella: "Happines avoids me".

JAVIER BECERRA