(First Flight, 2003)

Emery Reel es el último ejemplo de tantos que vuelve a confirmar la enorme influencia que ha dejado tras de sí dos de las bandas más importantes del rock del último decenio: GODSPEED YOU BLACK EMPEROR! y MOGWAI. Entre ambos, nace este su disco de debut, un catálogo de amplios desarrollos que combinan lirismo y épica, tensión y destensión, bucolismo y magmas de electricidad en ese complejo mundo de los grupos instrumentales que pretenden trasmitir algo más que una simple sensación sonora.

En su caso el epicentro es el pensamiento titubeante de las decisiones dadas sin seguridad, ese manojo de opciones que se agolpan en la mente, crean la duda, bloquean el pensamiento y necesitan aflorar (una de ellas) a modo de catarsis. De hecho en la contraportada recogen una cita del diagnóstico de la esquizofrenia y títulos como “Departure of hope” o “They are cohercing ideas into the mind” parecen encaminarnos hacia la idea de un álbum conceptual sobre los rincones de la mente.

Todo ese proceso es musicado en post rock de brocha gorda, con sus clímax y anticlímax, sus arranques progresivos y sus frenazaos en seco y sus plácidos pasajes junto a purificaciones a golpe de noise pirotécnico en lo que yo calificaría como de un logrado ejercicio de estilo sin más fisuras que, quizá, ese toque de originalidad, no sólo en el contenido ( que ya ven como si) sino también en el molde empleado que apenas permite encontrarla, salvo en momentos puntuales como el tramo inicial “Uneasy, the crosing land” que opta por un sonido derivativo de las bandas antes citadas pero en el que se atisba la búsqueda de un lugar propio. Es un primer paso en el que las influencias le pisan los talones. Veremos que sucede en el próximo trabajo de esta banda que, por ahora, nos ha ofrecido un notable disco de género tan objetivamente intranscedente como subjetivamente disfrutable.

JAVIER BECERRA