( Words On Music-Dock , 2005)

En el shoegazing, más allá de su característica textura, dio lugar a una manera muy particular de tratar las melodías que permanece viva en multitud de bandas del pop independiente actual. Más allá de de la recepción de su armazón sonoro (como sería el caso de RADIO DEPT), me refiero a ese fluir melódico que podemos hallar en bandas tan dispares como SIGUR RÓS, LOW, COASTAL o PIANO MAGIC y que el segundo álbum de los británicos LORNA recoge tan bien. Durante sus once temas, en un constante deambular de voz masculina/femenina se intuye el eco de aquellas etéreas líneas melódicas que hicieran COCTEAU TWINS o MY BLOODY VALENTINE, pero de un modo muy especial SLOWDIVE, adaptadas a los tiempos que corren. Sí, ya hace tiempo que pasó 1991, y hoy en día muchas de esas bandas han dejado el borrón atmosférico para apostar por la nitidez y, eso sí, intercambiado las enseñazas de Brian Eno por las de Gram Parsons o el Neil Young más lánguido, pero siempre con esa misma frágil esencia, la de una belleza que hay que estar acariciando de continuo para que no se marchite.

Al contrario de lo que ocurría en su álbum de debut, el notable “This Time, Each Year” (Pause, 2004), en “Static Patterns And Souvenirs” LORNA han apostado por un disco unitario que transita todo él, por el mismo pop de tono delicado, ralentizado y adornado con sumo cuidado. Principalmente recubierto a base de pequeñas pinceladas electrónicas, eventuales flautas y constantes invocaciones a la calidez del slide guitar (¡ays, el factor Mojave 3!), su sonido fluye invariable como un bloque que encantará a aquellos que escuchan la música encogidos y sin prisas, esperando a cuando llegan esos momentos de suave emoción privada, que se deslizan en el aire hasta evaporarse sin más cuando llegan las trompetas finales de la genial “Iluminations”.

Un disco para colocar justito al lado del último trabajo de sus compañeros de sello COASTAL o la faceta más intimista de nuestros NADADORA. Ya saben, si eso es lo suyo no lo duden ni un minuto.

JAVIER BECERRA (Abril 2006)