(Elektra, 1966)

El debut de la mítica banda de Arthur Lee fue reeditado a finales del año 2.001, dentro de un programa intenso de celebración del aniversario de su sello, Elektra, y que se inauguró con la muy publicitada y excepcional puesta al día de su obra maestra absoluta: "Foreverchanges" (1967). En prolongación de esta política se recuperó en condiciones este primer álbum, con una presentación exquisita, prolijo libreto y amplias notas interiores, además de la inclusión de las dos mezclas publicadas simultáneamente en su momento en estéreo y mono, las cuales incluso contienen diferencias reales entre ellas. Es este tratamiento (que por cierto remedia una indigna estrategia original de cutres traspasos del vinilo al C.D del excepcional catálogo de uno de los sellos tradicionalmente más cuidadosos en diseño y presentación y más vanguardistas en contenido) el que, por su categoría y documentación, ha provocado que renunciemos en el Feedback-zine a realizar la típica retrospectiva biográfica de esta banda y nos centremos en sus legendarias grabaciones. En realidad todo lo que hace falta saber sobre LOVE y su más que turbulenta leyenda está ya escrito en los propios discos. Y la vigencia de su legado es más que resaltada por todos, y resulta evidente en bandas tan diversas como R.E.M, PRIMAL SCREAM y BELLE & SEBASTIAN.

El primer largo de LOVE muestra a una notable banda aún sin consolidar. Es por ello claramente un disco de debut: energético, vehemente, pero también confuso y algo impersonal. En aquel momento la banda la formaban Arthur Lee a las voces, Johnny Echols y Bryan Maclean a las guitarras, Ken Forissi al bajo y "Snoopy" Pfisterer a la batería LOVE son aquí una banda de Garage Rythmn & Blues con tintes psicodélicos y folkies. La sombra de los primeros ROLLING STONES y los BYRDS es alargada en este disco, aunque se anticipa algo de la grandeza que llegará. Los LOVE debutaron en single con Elektra con una acelerada versión del tema de Burt Bacharach "My Little Red Book", enérgica y nerviosa, absolutamente personalizada a sus pautas de entonces, y que también abre el debut. "Can`t Explain" continúa en la misma pauta, para que "A Message To Pretty" nos traiga la primera muestra del lirismo de LOVE en su "versión Arthur Lee" en un medio tiempo delicado y (re)sentido.

Los LOVE por aquel entonces se habían hecho populares en el circuito de clubes de Los Ángeles merced a su poderío en directo y en especial por su febril versión de "Hey Joe", incluida también aquí. Sobre este mismo riff construyen su propio "My Flash On You", una violenta canción anti-droga (ironía enorme si tenemos en cuenta el destino final de todos los miembros de la banda). "Softly To Me" es la primera aportación de Maclean como compositor, y exhibe la personalidad de un estilo inconfundible e indispensable en los mejores LOVE, que proporcionaba un contrapunto perfecto a las visiones apocalípticas de Lee. "Not Matter What You Do" (un perfecto medio tiempo de indudable deuda con los BYRDS) y el tétrico instrumental surf "Emotions" cierran la primera cara.

En la segunda el material de calidad abunda, tanto con "You'll Be Folllowing", "Gazing" y "And More", como con la intensa "Colored Balls Falling" o la acústica y apocalíptica "Mushroom Cluouds", más psicodélicas y alucinadas ambas, y más cercanas por ello al futuro sonido de LOVE. Pero la verdadera joya del disco se esconde en "Signed D.C" un blues acústico dedicada al ex - batería de la banda, Don Conka, y que en forma epistolar relata su miserable condición de yonki adicto a la heroína: "Mi alma pertenece a mi camello/ Mi mente también l[...]/ No le importo a nadie". Con ella, una vez más Arthur Lee se anticipa a los tiempos al tratar desde esa óptica una cuestión de la que más tarde todos descubrirían sus sombras.

Este "Love" debe ser considerado en su justa medida. Como un exquisito aperitivo ante los sustanciosos platos fuertes que estaban por venir, con vertiginosa velocidad, en unos escasos meses. Lo que no lo hace por ello menos recomendable.

ENRIQUE MARTINEZ