(Pias, 2000)

Apenas 20 minutos viendo a Lowgold durante el pasado Fib ( Nacho Vegas empezaba su actuación y, claro...) me impactaron lo suficiente como para ingresar su nombre en mi particular lista de la compra. Su efectiva síntesis de las tonadas melódicas a lo TEENAGE FAN CLUB y el nervio eléctrico del indie norteamericano de los primeros 90 resultó ser, sobre las tablas, un efectivo compendio pop-rock de pegada inmediata. Sin embargo, esa sensación se diluye, casi por sucesivas capas, ante la escucha del irregular "Just backward of quare", su primer trabajo. Tras, "Golden Ratio",su arranque instrumental, se suceden temas como "Beauty dies young", un hermoso medio tiempo que bien podría figurar en el "Badwawonesque" de TFC, los precisos y preciosos trenzados guitarreros de "Mercy" con una arrebatadora explosión noisy final o ese calambre de pop a lo Sebadoh de "Counterfeit", que invitan a sonreir y levantar enérgicamente el pulgar. El problema llega cuando los tempos se relajan y el grupo pretende calar hondo. A veces casi aciertan, como en "Out of Reach" o "Never Alone" donde apuntan a REM pero, especialmente en la segunda, terminan bañándose de esa épica gélida y afectada del segundo disco de PLACEBO, pero lo verdaderamente problemático llega cuando, a través de cortes como "Open de airwaves" o "Less than offer", entran de lleno en el terreno de la rancia balada aor (con sus estribillos pomposos y sus infumables solos de guitarra y todo) de tal manera que a uno le entran ganas de sacar el mechero y corearlas a voz en grito en un estadio. O lo que es lo mismo, volver al inicio del disco, quedarme con su parte aprovechable y esperar que en un futuro sepan enmendar los errores. Si RADIOHEAD lo pudieron hacer, ¿por qué no ellos?.

JAVIER BECERRA