( Sketechbook/ Houston Party , 2005 )

Después de la irregular actuación de MICAH P. HINSON en el Primavera Sound, donde se dejó llevar “en” y “por el” exceso, este Mini LP de ocho cortes sometido a un completo reprise final me reconcilia con una gran artista, en ocasiones aún en búsqueda de la necesaria dosis de sobriedad. El año pasado su debut resultó una sorpresa, aire fresco en el mundo de la “Americana”. Nos trajo buenas canciones, mucha pasión, una gran voz y unas dosis de música negra que se echaban de menos en la actual versión de la música de raíces. Aquello era, según su autor, el “gospel en progresión”. O sea, soul.

La voz de HINSON ha nacido para retorcer los nervios del alma desde su arrebato. Y sus canciones también. En “The Baby & The Satellite” las envuelve en un sonido seco, atmosférico precisamente por la presencia de aire libre y no por su saturación, y muy nocturno. Con parsimonia, guitarras acústicas y teclados mínimos, se desprende un inconfundible aroma a tristeza y sueños quebrados por el tiempo y los errores. La música de HINSON tiene cualidades terapéuticas para corazones lacerados y las vidas sin rumbo. Y eso no tiene precio.

Canciones como “Wasted Away”, “The Leading Guy”, las estremecedoras “Or Just Rearrange” y “The Last Charge of Lt. Paul”, “For Your Eyes”... transitan por los terrenos más pantanosos de los recuerdos, y con cierto ánimo masoquista se dejan hundir en sus pozos más profundos. Sin duda, cuando la voz de Hinson se centra en sí mismo es cuando más posibilidades tiene de alcanzarnos a todos. Y así lo hace. Una miniatura encantadora, “The Baby & The Satellite” parece más nacido para un otoño castigado que parece los calores lúbricos que se han echado encima. Pero, a veces, el frío no nos rodea, sino que está en nosotros. Y entonces, es cuando música como la de MICAH P. HINSON calienta. Y cómo calienta.

ENRIQUE MARTÍNEZ (Agosto 2005)