(4AD-Everlasting, 2001)

Neil Halstead es un tipo que me cae bien. Su cara de buena persona, su música -un sincero asentamiento en el clasicismo de Neil Young y Nick Drake sin más pretensiones- y sus declaraciones modestas y nada proclives al "tituleo" hacen que lo mire de otro modo. Es ciero y quizá injusto, pero lo que en otros sería estancamiento de ideas (la verdad es que ya van 3 discos iguales sin niguna novedad aparente), en él es continuismo, lo que en otros tildaríamos de retrógrado en el lo vemos atemporal y lo que supondría una alarmante cuesta abajo se torna aquí en la búsqueda del disco de perfecto folk-pop.

Este hombre, que me ha robado una importante parte de mi tiempo, de mi pluma y mi dinero gracias a al estupendo tríptico de los injustamente olvidados SLOWDIVE (por cierto, pronto se reeditará toda su obra en el sello Morr) y, sobre todo, el monumental primer disco de MOJAVE 3 ("Ask me tomorrow"), ha compuesto, entre sesión y sesión de MOJAVE 3 y con descartes de estos, su primer disco en solitario. Quizá, por ello, apenas se puedan observar variaciones respecto a "su grupo", lo que hace poner en duda la validez y la necesidad de este proyecto dado que en ningún momento llegaa superar lo grabado con MOJAVE 3. En efecto, los citados Nick Drake, Neil Young y Dylan siguen confluyendo en el "Nebraska" de Bruce Springsteen a través de un manojo de temas que, a juzgar por los títulos (no se incluyen letras), reinciden en el ideario ya conocido por "Out of Tune" o "Excuses for travellers": viajes, esperanzas, horas al volante, piedras que se convierten en arena y días que se suceden kilómetro a kilómetro en una autopista de final incierto. Lo cual confirma lo lejanos que están los días de "Ask me tomorrow", por mucho que (nos) pese. Sin embargo, todo puede tener una lectura de esperanza: Rachel Godswell, la preciosa voz femenina que lo arropa en MOJAVE 3, podría debutar próximamente en solitario. Neil dice que existe un buen número de temas compuestos por ella y que no sería de extrañar que se atreviese a grabarlos por su cuenta. Crucemos los dedos. Todos necesitamos ESA VOZ.

JAVIER BECERRA