A estas alturas está bien claro de qué van estos chicos y creo que cualquiera que los haya escuchado en alguno de sus discos puede tener claro si los ama, los odia o les son indiferentes. El caso es que los hermanos Gallagher se mantienen inmutables practicando el estilo que los ha hecho famosos. No creo yo que vayamos a ver nunca un disco de Oasis que posea un sonido y una producción distinta a la que nos tienen acostumbrados. Aunque, claro está, algunos resulten más "redondos" que otros.

Yo, que me declaro defensor de toda su carrera, considero éste uno de los mejores trabajos de los Gallagher, de hecho creo que la evolución de su carrera ha sido ascendente (a diferencia de Blur). Tanto el presente álbum como su antecesor "Standing in the shoulder of giants" me parecen dos obras maestras del pop británico.

En Heathenchemistry se encuentran temas tan impolutos como force of nature o little by little, que por si solos aplastan a muchos de los últimos hypes salidos de las islas británicas. La impecable y limpia producción de The Band tiene la virtud de dejar hablar por si mismas a las canciones con toda su inmediatez y contundencia impidiendo que se vean enterradas por los arreglos. Desde The hindutimes hasta Better man el disco se nos presenta como toda una recopilación de clásicos (ya desde su nacimiento). Además, el gran acierto de este álbum es la incorporación vocal de Noel en varios de los temas, que aporta un tono más melancólico y menos chulesco que su hermano.

En definitiva, otra impecable colección de piezas pop a cargo de unos chicos impertinentes que parecen haber encontrado la piedra filosofal a la hora de concebir himnos pegajosos a base de estrofa-estribillo.

ANXO CUBA