(Lejos Discos, 2004)

La mejor noticia que podiamos recibir era la creación de un nuevo sello independiente en nuestro pais, tal y como estan las cosas de la industria del disco. Y más si ese sello sigue unos postulados o intereses totalmente personales y diferenciados del resto de los sellos ya existentes. Y que mejor que sean gallegos, para mas señas de Santiago de Compostela, y amigos y compañeros. Lejos Discos (ver su web en www.lejosdiscos.com) nos ofrece como primera y jugosa referencia este segundo trabajo de SPRITES, proyecto personal del lider de aquellos BARCELONA que tenían la contraseña de tu correo electrónico, Jason Korzen y su mujer Amy.

"Bionic hands" son seis canciones de indie pop de guitarras venidas del mismisimo Washington DC para instalarse en nuestras discotecas particulares, con un puesto entre Jonathan Richman, los LEMONHEADS y TEENAGE FANCLUB. De mayor a menor intensidad, las canciones fluyen entre la sencillez que dan una voz y una guitarra y la brillantez de sus letras entre amargas y frivolas.

La primera canción y que da título al disco es "Bionic hands", quizás un giño a las pelis de terror de adolescentes y con unas guitarras trotonas y unos coros que me recuerdan a las mejores composiciones de CAMERA OBSCURA. Una delicia alegre y despreocupada como la siguiente "These shoes keep walking back to you", que también rezuma ese folk-pop de los primeros BELLE & SEBASTIAN del "she's losing it". De tercera nos topamos con otra maravilla, "Love is dead", versión de los GODFATHERS y que se acopla a la perfección al sonido de estos SPRITES, aquí con arreglos de melódica y voces. Más pausadas y melancólicas son las tres últimas canciones del cd "This girl needed a dog", "tape sidetrack" y "Maybe we should move to Canada", lo que nos sirve para apreciar la fina ironía que recubren todas las letras, en especial la última con ese "tal vez deberíamos mudarnos a Canada".

Gracias a Lejos Discos, mucho ánimo y que haya suerte con futuras referencias para el sello.

+ info: www.lejosdiscos.com

GUILLERMO ARIAS (abril 2004)