( Slow Noir, 2003)

No sé yo a qué será debido, si es pose inconsciente, simple hastío o es que paulatinamente mi escala de valores e intereses musicales agudiza su crisis, pero lo cierto es que cada vez me da más pereza escuchar a muchos de los nombre “importantes” del rock “independiente” que pueblan las portadas de las revistas musicales que, presiento, compro ya por inercia o, cuando menos, ya no leo con el mismo interés y pasión de antes. Ya no es cuestión de que me hayan importado un pimiento los nuevos trabajos de COLDPLAY, RADIOHEAD o WHITE STRIPES o que en el tema este del electro-clash y el revival new wave esté más perdido que un pulpo en un garage, sino que grupos que otrora me hacían morder las uñas ante la llegada de su nuevo disco, resulta que ahora han pasado a mi lado con la misma indiferencia que me producen, no sé, LOS PIRATAS o OCEAN COLOUR SCENE. Por si a alguien le interesa decir que a día de hoy, 28 /10/2003, no he escuchado la nueva obra de BELLE AND SEBASTIAN y, que bueno, he cedido amablemente a mi compañero Enrique Martínez el ejemplar de promo que nos ha llegado del “Spoon and rafter” de MOJAVE 3 ( sí, aquelllos que no hace mucho les dediqué un extensísimo articulo en esta página) tras haberlo escuchado por encima y darme cuanta que no, no estaba yo para esos trotes en estos momento. Fíjense como estará el patio que este verano incluso me he comprado el Dancedelux por primera vez en mi vida ( y, por cierto, he descubierto que PREFUSE 73 y TUJIKO NURIKO no están nada mal). Veremos en qué termina esto...

Entretanto, mientras redescubro a grupos pasados, disfruto con los últimos lanzamientos de CAT POWER, TEX LA HOMA o EMAK BAKIA y espero los respectivos nuevos discos de PJ HARVEY, MUS y PROGRAMME ( sin duda lo que más deseo en estos momentos) , me he dado cuenta de que últimamente he encontrado una nueva afición en los discos recopilatorios de pequeños sellos adscritos al slowcore, el post–rock y la música electrónica con los que siempre termino encontrando algún pequeño grupo que desconocía y al que merece la pena seguir la pista. Sí, me refiero a esas recopilaciones de sellos como Rocket Girl, Darla, Dreamy, o los ya reseñados aquí de Acuarela, Green Ufo´s o Moonpalace en a que uno tiende a perderse y encontrar esos nombres anónimos y pequeñitos que, en muchas ocasiones, cobijan pequeñas joyas por las que merece la pena darse un paseo. Es el caso de este “Sunset: False”, la primera referencia del sello Slow Noir, otro enclave a sumar a la telaraña de esa resistencia indie europea, ajena a los vaivenes del revival , las lentejuelas y las luces de neón y que nace, pretendiendo ser una lanzadera para las atmósferas y la melancolía del mejor rock y electrónica de los próximos años.

Surgida de una alianza a tres bandas Slow Noir (www.slownoir.com) , con sede en Bolonia, está impulsada por el italiano Christian Govoni ( miembro de LA NUIT AMERICANE, presentes en este disco) el escocés John Clarkson ( responsable de la web www.pannyblackmusic.com ) y la polaca Olga Sladekova ( también perteneciente a la web antesmencionada) y que en este “Sunset.Fase” pretende radiografíar los más inexplorados e incómodos meandros de esa escena internacional que tienen en el sempiterno prefijo post- su nexo de unión. Un disco en el que nos topamos con algunos grupos ya habituales en otras aportaciones en artefactos al uso como, por ejemplo, THE WORKHOUSE deleitando con el ambient-noise de “Housing State”, los siempre inquietantes TRANSMISSIONARY SIX ofreciendo “Sockeye” o los dolientes ARCO que en “Waiting” vuleven a dejar constancia de su desolado sello personal. También encontramos, con una sonrisa en los labios, por ahí a otros conocidos del Feedback , como ANAMUDE prosiguiendo en “New leaves” al austero folk del que ya hacía gala en aquel bonito ep para el sello First Flight o los siempre brillantes HARPER LEE con un precioso “Autumn” que vuelve a confirmar porqué algunos pensamos que éste es uno de los mejores grupos de pop del planeta y también porqué nos preocupa tanto no tener noticias de nuevo material a la vista.

Pero además del reencuentro con pequeñas perlas de viejos conocidos, lo que realmente se disfruta de este tipo de samplers es el descubrimiento de nuevas formaciones a las que seguirles la pista. Yo he dado aquí con unas cuantas. Si mi criterio les sirve de algo les rogaría que dejasen por un momento el nuevo disco de los STROKES y prestasen un poco de atención a bandas como MAGIC 12, que con ese envolvente folk cósmico titulado “Disconnected” (¿“Space Oditty” en clave post?) obliga a que, cuando menos, nos detengamos en sus tres álbumes editados hasta la fecha. Igualmente destacables son la aportación de la ex Lambchop DEANNA VARAGONA y su emocionante clasicismo enrarecido de “Mising a friend” que tanto recuerda a aquella maravillosa cantautora canadiense Cheralee Dillon y SAINT JOAN con un “Electric shine on” , post rock puenteando épica y lírica, entre Come y Piano Magic y que posiblemente sea la mejor canción de este misteriosa formación antes llamada SOLAR PLEXUS . Hagamos mención también al sonido crooner “a la Tindesrticks” de los británicos COPENAGHEN, el nocturno y puntillista tecno pop de los citados LA NUIT AMERICANE ( muy próximo a los Trembling Blue Stars de “Lips that taste of tears”) o la oscurísima “Serpetnts” de unos LAST HARBOUR entre Whild Olham, Nick Cave y Arab Starb , todas ellas notables canciones que no deberían pasar desapercibidas, y daremos con la razón de porqué , al final, la altísima media ofrecida ( a mi juicio, solamente desentona unos mediocres REPOMEN) da lugar a que considere éste un trabajo de lo mas recomendable.

JAVIER BECERRA