Supe de FOR STARS por un artículo en el que palabras como nostalgia, intimismo , adolescencia o tristeza iban unidos a los nombres de Brian Wilson, Red House Painters, Galaxie 500 o Roy Orbison. Eran demasiados reclamos como para no despertar mi curiosidad y decidí hacerme con "For Stars", su primer trabajo, justo en una de esas épocas, en medio de exámenes, en la que uno vivía de noche y dormía de día. No pudo ser más oportuno. El desorden vital y material, la luz del flexo, mis garabatos de media noche, esas cartas sin terminar, el vaho en la ventana, una soledad taciturna de quien se encuentra en ese punto muerto de los 25 años, junto a la resaca de una repentina sobredosis de Roy Orbison y Trembling Blue Stars acontecida días antes de su llegada, fue el recibimiento. Y las canciones de FOR STARS puro bálsamo.

De ahí en adelante no me pude contener y me puse a rebuscar los secretos de la belleza de su sonido y fui descubriendo, poco a poco, todos los pasos de una discografía repleta de pequeñas joyas, hasta el punto de convertirse en uno de los grupos que más he escuchado en estos últimos meses. De esas sesiones nocturnas y de su brillante actuación durante el pasado Fib 2001 surgieron muchas de estas preguntas que Carlos y Mike nos contestaron por e-mail. Luego, al final, repasamos sus discos.

ENTREVISTA:

- Te llamas Carlos ¿es por ascendencia hispana?

-Mi familia es de la vieja California. El nombre de mi tio mayor era Pio Pico. Era el último gobernador mexicano de California antes de que se convirtiese california en uno de los estados unidos. Originariamente mi familia llego a Mexico de Inglaterra a principios del siglo XIX. Por lo tanto, sí tengo ancestros Hispanos.

-¿De dónde viene el nombre de For Stars?

-Necesitabamos un nombre con rapidez. Que es como la mayoria de las bandas deciden su nombre.

Un cd recopilatorio estaba a punto de salir y el sello nos llamó cuando grababamos la canción. Originalmente el nombre lo propuso un amigo nuestro. La pronunciación parecía agradable. La idea de hacer algo para las estrellas.

-Vuestros inicios son muy íntimos y acústicos, casi "música confesional de habitación", y progresivamente os fuisteis haciendo más eléctricos y abiertos. Da la impresión de que disco a disco fuisteis perdiendo la timidez y ahora os atreveis a cosas que antes no podíais. Vuestros dos primeros discos eran muy unitarios en cuanto a su estética sonora, en este "We are all a Beautiful people" parece como si os hubieseis abierto como un abanico. ¿Era una decisión premeditada?.

-Fue tal y como nuestras vidas se desarrollaban. No soy muy tímido y me gusta crecer y sacar las cosas fuera de mi habitación. Se pueden grabar muchos discos así, pero no soporto a las bandas que buscan ese sonido y siguen trabajando aunque a nadie les importe. Quiero ser músico más que un par de años.

-¿En qué medida contribuyó a esa variedad de registros la producción?. ¿Lo considerais como vuestro disco más completo?

-No intentamos copiar a otras bandas o algún estilo en particular. No creo que añadiendo instrumentos se completen los discos. De hecho creo que la mayoria de las veces arruina los discos. Más que un disco completo es un sentimiento completo y si no fuesen nuestras vidas iríamos en una dirección equivocada.

-Desde fuera, como oyente, da la impresión como si se tratase de una reorientación del grupo, que en el siguiente disco las distancias respecto a "For Stars" y "Windows for stars" serán aún mayores.

-Lo que sé es que el próximo disco será mucho mejor. No seguiríamos haciendo esto si no pensásemos así. Tal vez haríamos Reggae, tal vez no.

-En el se encuentran temas como "If I could" o "How it goes" qué podrían perfectamente convertirse en hits. ¿Os veis vendiendo discos al nivel de, por ejemplo, Coldplay?

-Me encantaría vender discos como Coldplay sin tener que sonar como Coldplay. Quiero que las cosas se hagan como nos gustan. Coldplay parece que son una buena banda pero nosotros nunca copiaremos a otra banda para vender más discos. Estoy convencido de que le interesamos a MCA records sólo porque mi voz es alta como la del cantante de Coldplay. Es una verdadera pena.

- En vuestros artículos sois siempre comparados por una parte con los clásicos (Cat Stevens, Roy Orbison, Beach Boys, Neil Young...) y por otra por grupos mucho más underground como Galaxie 500 o American Music Club, que se encargaron de reinterpretar ese legado clásico. ¿A cuáles os considerais más cercanos?

-Me gustaria estar cercano a los clasicos. Respeto a toda esa gente, pero yo crecí escuchando los clásicos. Me encuentro tan unido a los clásicos como para sentirme cercano a nada más. Aunque me gusta Mark Eitzel. Es un buen chico. Un poco loco.

-A pesar de esos últimos avances en "We are..." sois un grupo atrapado en la tristeza y la melancolía. ¿Pensais que esa es la opción más bonita para acercarse a la música pop?, ¿es una inclinación innata a For Stars?

-For Stars no son una banda triste. For Stars no somos los Red House Painters, American Music Club o Belle & Sebastian. A mi ma gusta la cerveza, los deportes y el "Saturday night live". No soy un cabeza de chorlito, pero aun así no soy un trobador triste. Cambiaremos, y si nos volvamos más comerciales ,o no, es algo que no se sabe.

-Nos sorprendió mucho vuestra actitud en directo en el Fib 2001. Esperábamos que fueseis más tímidos e introvertidos en directo. ¿Os suele pasar con quien no os haya visto nunca?

-Sí. La gente espera de mi que sea un chico triste sentado en su habitación pensando como moverse alrededor de un grupo de gente infeliz. El Festival de Benicassim fue impresionante. No tuve tiempo para ser tímido. Estaba en España y estaba contentísimo.

-Ya que nosotros teníamos hecho en mente un estereotipo de For Stars ¿Cómo pensais vosotros que es el fan tipo de For Stars?

-Son todos diferentes. Me encontré un tipo hace tres noches en Frankfurt que me dijo que For Stars y Dave Matthews eran sus bandas favoritas.

-En EE.UU grabais para Future Framer, un pequeño sello indie. ¿Cómo llevais la distribución en un país tran grande como EE.UU dentro de un sello modesto?

-En el pasado fue un problema. Future Farmer lo hace lo mejor posible, aunque a veces nos damos cuenta de que nuestro disco no está en todas las tiendas de discos. Cuando estamos de gira vamos a las tiendas para ver si tienen nuestros cd´s. Habitualmente los tienen. Y si no es así, habituálmente les vendemos un par de copias a ellos.

-En el mercado español, habeis editado en exclusiva el ep "Airline people" para el sello Acuarela ¿cómo surgió ese contacto?

-Jesús es un "loco". Sabe mejor que yo como están las cosas en America. Contactó con nosotros y nos pidió hacer ese e.p. Parecía un tio encantador, ( lo cual descubrimos que era cierto algo después) así que, lo hicimos.

-Una curiosidad que nos llama mucho la atención. En vuestro primer disco separais en bloques las canciones como si hubiese cara a y cara b y en el segundo y en el tercero, los temas "Compliment baby" y "Baseball" aparecen descolgados como si fuesen temas extras. En el caso de "Compliment baby" me parece increíble que un tema tan bueno sea un bonus-track ¿Nos podeis explicar a qué es debido?

-Se supone que no eran bonus tracks. "Compliment me baby" debería ser la mejor canción que hayamos hecho. Separamos las canciones en la contraportada por un efecto visual.

-Por último ¿cuándo vamos a tener nuevas noticas sonoras de For Stars?

-En breve. Sereis los primeros en saberlo. Estamos enamorados de España. Muchas gracias por la entrevista.

DISCOGRAFÍA:

"FOR STARS" (Future Farmer, 1998)

Mas que un disco, estas canciones son 11 pequeñas confesiones musicadas escapadas por la ventana entreabierta de la habitación de sus compositores para colarse en las nuestras. Que lo hagan en formato cd carece de relevancia, porque nada mas sonar, se sienten tan cerca que se mutan en un improvisado concierto celebrándose dentro de tu dormitorio. Todavía vemos el rostro tímido de un Carlos Foster que, pasada ya la adolescencia, por fin se atreve a cantar con su lánguida voz sobre esas fiestas que nunca se llegaron a celebrar y nos lo ofrece vía RED HOUSE PAINTERS en su vertiente más acústica ( "Cowboys lost at sea", "We be friends", "Don´t it feel cold" ) y como un hipotético cruce entre la VELVET UNDERGROUND de "Candy says" y la melancolía de Roy Orbison en el resto del disco ("Movies" , "N.Y. gets cold" , "Rain, thunder" ). La electricidad, los espacios abiertos y los temas luminosos aún deben esperar, solo en "Lot like me" - el corte más cercano a los siempre citados GALXIE 500- o "Field of Fire" aparecen casi ruborizándose. FOR STARS todavía son un secreto que exige máxima complicidad y distancias cortas. Una vez logradas ambas el disfrute durará noches y noches. Garantizado.

"WINDOWS FOR STARS" (Future Framer,1999)

Quizá sea su siguiente disco el más completo, pero éste es, sin duda, el más conmovedor. Las canciones que antes salían en tono sigilososo, como un susuro por una pequeña rendija, ahora lo hacen con la ventana abierta conscientemente, derrochando dulzura y encanto. Tras la introdución de "Spectators", "Sorry" atrapa a uno con esas guitarras de caricia suave y delicada (no me extraña que en Benicássim se la pidiesen a gritos desde las primeras filas) y prepara el camino para un auténtico manantial de sentimentalismo y belleza. FOR STARS demuestran que al cítrico del pop clásico más monumental se le puede seguir extrayendo zumo y obtener joyas, de esas que hacen cerrar los ojos y nos sumergen en una melodía , como en la monumental "Catholic School" aplicando el ralentí rítmico a la magia vocal de los BEACH BOYS o "The kissing scene", donde tocan directamente en el corazón de los más sentidos BEATLES. Con "Bleu" logran un medio tiempo donde nada quiere destacar: los teclados, los ritmos de escobillas, la calidez de guitarras y las voces se funden en un corte de un equilibrio precioso, mientras que en su faceta más afligida ("Go ahead" y la impresionante "Compliment, baby") juegan a difuminar las voces y envolverlas de estáticos ambientes y tensión mesurada. FOR STARS han ganado en sutileza y este disco tan frágil , tan familiar, dulce como la miel, es una visita obligada para cualquier amante del pop mínimamente exigente.

"AIRLINE PEOPLE EP" (Acuarela, 2000)

FOR STARS guardaban varios temas sobrantes de las sesiones de grabación de sus anteriores discos y que, según ellos, no encajaban en el concepto de ambos. De todos ellos 5 forman este ep exclusivo para el sello madrileño y que les sirvió de entrada en el mercado español. Sobresale por encima de todos "The racecar driving scene" donde demuestran que la belleza también se puede recitar a golpes de intensidad guitarrera puramente velvetiana y ambientes enrarecidos, creando una pieza que se sitúa entre lo mejor de su repertorio y lo convierte en uno de sus momentos más álgidos en directo. El resto, cuatro temas pertenecientes a su cara más acústica, mantiene los niveles de calidad ya conocidos y en el caso del preciosismo de "Motorway" se convierte en pura delicia.

"WE ARE ALL BEAUTIFUL PEOPLE" (Future Framer / Acuarela, 2001)

A los pocos segundos de escuchar "Wires", el tema que abre el disco, queda claro que han cambiado algunas cosas en el grupo. Ese arranque épico, inencontrable en sus anteriores composiciones, nos revela que su sonido ya ha salido de la penumbra y que desea ser exteriorizado. En ese sentido tanto "How it goes", "In open plains" o, sobre todo, la apoteosis pop de "If I Could" están bañadas por rayos de sol y ambas se podrían convertir en singles de eficacia inmediata en cuanto suenen a la vera del oyente indeciso. Sin embargo, uno que es como es, los sigue prefiriendo en su lado taciturno como en la deliciosa "The astronaut song", en la cadencia introvertida de "Back in France" o en "There was a river", mi tema preferido, con ese ácido arranque a lo "Across the universe" llevado por una rueda de piano al dramatismo de David Bowie y que crea un momento de belleza incomparable. La producción, obra de John Croslin (PAVEMENT, SPOON, GUIDED BY VOICES), le da al grupo un aire más estridente y la variedad de registros los hace mucho más accesible. Si COLDPLAY han llegado a audiencias más o menos grandes, a FOR STARS solo les falta una mayor exposición mediática para lograr efectos similares. No sería de extrañar que próximamante fueran ellos los nuevos reyes de la épica y la melancolía.

JAVIER BECERRA