Cuando llegué a la sala, Mikel parecía una mancha roja (polo lacoste) sobre el escenario rasgando su guitarra, probando el sonido para el concierto que, horas después, él y cinco ladrones sentimentales nos ofrecerían. Del sonido se desprendía que la canción incluida en el disco Homenaje a Family, “Nadadora” resonaría por los recovecos de nuestros oídos y, por qué no, nuestros corazones.

Pasados unos diez minutos, colgó la guitarra, bajó y amablemente le recordé que yo era, “aquel chico que venía a hacerle una entrevista”. Sin más problemas, nos salimos fuera, él botellín en mano, yo grabadora (y nervios) en la mía. Nos sentamos en un escalón frente a la sala, y comencé a charlar con él. O más bien, en cuanto solté la primera frase “cambio de discográfica”, él fue quien empezó a explayarse: “Nos hacía falta un cambio. Después de cinco discos para Siesta, sentíamos que debíamos avanzar para el bien de nosotros, renovar un poco los aires. Y estos chicos de Sinnamon son gente muy joven, con muchas ganas de hacer cosas, y eso se refleja directamente en el resultado del disco” ¿Chicos? En Sinnamon el noventa por ciento lo comprenden chicas. ¿Qué tal con ellas? “Me llevo muy bien con las mujeres, nunca he tenido ningún problema con ellas. No, en serio, se nota en cuanto que son más constantes, tienen una perspectiva del trabajo diferente. Me gusta trabajar con ellas. Sólo te diré una cosa. En la facultad de derecho hay muchas más mujeres que hombres, por ejemplo. Por algo será, ¿no crees?”. Y cuando mi imaginación volaba hacia aulas magnas repletas de chicas con pantalones de pinza, diez mil cuellos levantados, carpetas con toros, caballos y banderasdespaña, decidí averiguar las diferencias entre éste su “Album” (Sinnamon -2004) , y los otros discos “Album es consecuencia de todos los anteriores. No sería el primer disco de La Buena Vida, tiene un cierto desparpajo, después de cinco discos qué íbamos a hacer ¿otro “Hallelujah!” (Siesta – 2001)? Queríamos dar un pasito hacia delante pero recuperando cosas de atrás, que la orquesta y las canciones tuvieran otro plano, otra cercanía, bastante diferentes a por ejemplo en el caso de Hallelujah!. Queríamos que fuera más pop, como al principio. En cierto modo, “Album” me recuerda a “Los mejores momentos”(Siesta – 2004) por ese desparpajo, en el que cada canción era de un palo, otra canción va de otra historia... es un disco más fresquito, menos planteado a priori.... Puedes escuchar el disco de principio a fin sin que te resulte largo, tiene una coherencia interna, el abanico de cosas es mas amplio que por ejemplo en nuestro disco anterior.”

¿Entonces tú ves tanta diferencia con “Hallelujah”? Definitivamente. “Hallelujah” es un disco más conceptual, queríamos que casi todas las canciones sonaran parecidas. Hay más piano que en este último, más arreglos de viento...

¿Se debe a la promoción la subida de ventas, o creen que existen otros factores determinantes? Sí que se debe a la promoción. Esa horquillita que se ha vendido de más ha sido gracias a ella. La gente que nos ha sido fiel durante nuestros cinco discos anteriores también se ha comprado el último, los canales habituales como son Radio 3, RockDeLux, se han hecho bien... también cosas como apariciones en “La Cucaracha Express” de Localia, en “Música Uno” de TVE (cara de resignación) hicimos un playback. Son cosas que hay que hacer.

Entonces, ¿ya os podéis permitir vivir de la música? Todos tenemos nuestro trabajo. Ahora mismo estamos aquí (Sala Salvation, Sevilla). De los tres miembros de la banda que quedan por llegar, viene uno en avión, el otro en tren... Siempre tenemos que ir haciendo un poco de virguerías. Pero bueno, de momento es lo que hay, si conseguimos sacar la suficiente pasta como para poder comprarte una casa, ese tipo de cosas estaría muy bien.

Entrasteis en AFYVE

Sí, sí, tres semanas número uno con “Los Planetas”

Entróme la nostalgia en ese preciso instante y me acordé de LE MANS, ya tristemente desaparecidos y opté por curiosearme sobre el porqué ellos llevan ya dieciséis años juntos y otros tantos de la época definitivamente finiquitados “Yo creo que el componente personal es muy importante. La Buena Vida nunca ha sido un grupo en el que uno mande y adoctrine a los demás. Siempre hemos sido un grupo, una piña. Siempre pienso en Los Beatles, en el que confluían tres tendencias, y eso está muy bien: mucha gente que aporta, mucha gente que tiene cosas que decir. Es mejor funcionar así, a que una sola voz lo decida todo. Al final acabas cayendo en tus propios clichés. En definitiva, hay muy buen rollo entre nosotros. Llevamos ya muchos años y nos llevamos muy bien”

¿Y ese éxito en países como Japón?


Éxito entre comillas. Siesta tenía muy buenos contactos internacionales, porque Mateo y Manuel se movían en ése ámbito de e-mailings, fanzines, ferias internaciones en países como Holanda... A través de Louis Philippe, que hizo con nosotros ‘Soidemersol’, un tipo de Córcega que había triunfado en Japón, nos distribuyen el segundo disco tanto en Corea como Japón y se vendieron unas trescientas copias. Todo es relativo

“Qué guapa estas con tu vestido de hilo... ‘te vestirás de fiesta con tu mejor color, ‘tu blusa marinera’, ‘camisa blanca de domingo’ ¿Qué os pasa con la ropa?.Nada, nada, simplemente son cosas cotidianas, que forman parte de la vida de todo el mundo. Es como cuando escuchas una canción de Serrat, siempre atento a los pequeños detalles. Es más fácil así de que te identifiques con las canciones. Sólo es eso

¿Os molesta que digan que sois un grupo de canciones melosas? “No. En cierto modo sí que hacemos una música tranquila y melancólica, pero es que un grupo no puede hacer de todo. Al menos ‘La Buena Vida’ se ciñe al tipo de canciones que cree hacer bien y que cree, asimismo, que no es un terreno invadido por otras bandas. Te sientes a gusto en ese terreno, canciones que hablan de las relaciones humanas, un poco tristes pero siempre con lugar para la esperanza. A mí me gustan ‘The Who’, ‘AC/DC’, que no tienen nada que ver con nosotros. Enfocamos nuestra temática a la hora de hacer canciones de la misma manera que un director de cine decide realizar comedias. Por ejemplo, Woody Allen me parece un buen ejemplo: hace una película al año, y conserva siempre su estilo, hace lo que le gusta hacer. Como nosotros.

Entramos en el peliagudo terreno de las relaciones personales con una pregunta absolutamente personal. Siendo como soy una persona susceptible de emocionarse con rapidez, era una pregunta que debía hacerles Y siguiendo con el terreno emocional de vuestras canciones, ¿no os preocupa la sacudida emocional que pueden padecer las personas que os escuchan? No puedo plantearme eso. Uno no es consciente cuando escribe las canciones. Aunque sabemos que hay un público que acabará escuchándolas, uno hace las canciones para sí mismo. Es como cuando yo escucho por ejemplo ‘Candy Says’ de la Velvet, o a ‘Joy Division’ me sobrecojo. (Al finalizar el concierto, me dirigí hacia Irantzu y le pregunte lo mismo. Curiosamente, me respondió del mismo modo, casi con las mismas palabras. Otra pista más que LA BUENA VIDA nos da para que descubramos el éxito de su permanencia)

Ayúdame Mikel, necesito enamorar a una chica. Recomiéndame una canción de LA BUENA VIDA... (pensativo) “A mitad del camino” (“Presta atención, escúchame, es una declaración... No digo más... abrázame...”) ¿Y para decirle que la quiero? Sin duda, ‘Surquemos un cielo entero’ (“Trazando una meta, igual que un cometa, surquemos un cielo entero... ¿cómo? ¿cómo me ocurre esto a mí? Yo que era un pobre infeliz... no me lo creo...) ¿Y para decirle que haga las maletas? (Sonríe)“Deja las tiendas desiertas” (“Sal, diviertete, y deja las tiendas desiertas, el sol brilla en tu cara, me haría tan feliz...)Las apunto cual consejo de un maestro. Siempre viene bien echar mano de los expertos emocionales cuando haga falta. Analizando el rostro de Mikel, me encuentro con una mirada tranquila, serena, y lo imagino escuchando AC/DC con auriculares puestos. “Pues viniendo en la furgoneta hemos venido escuchando a The Hoolies, mucho pop de los 60, también ‘The Housemartins’ y bueno, así mas actual, estoy enganchadísimo a un disco de Françoise Hardy, que me apasiona. Lo escucho a todas horas.”

¿En que estáis metidos ahora? Terminar la gira el 15 de agosto en Ceuta; pero estamos enfrascados en un proyecto que consiste, durante cuatro días consecutivos, en cuatro ciudades distintas, concierto con orquesta de cuerda y viento. Para el mes de Julio si todo sale bien

¿Qué es para ti la buena vida? (se le refleja una amplia sonrisa) Poder venir aquí al sur, comerme un plato de jamón con una copa de manzanilla, venir a Sevilla y desinhibirte, tocar tus canciones, ver cuanta gente hay, ponerle ilusión, volver a comer jamón y volver a tu casa. Para mí eso es la buena vida.
¿Cuántas veces habéis venido a Sevilla? Bueno, yo he vivido en Sevilla durante tres años, pero como La Buena Vida hemos venido tan sólo una vez, a Fun Club, hace dos años y medio. Estuvo muy bien, la gente estuvo bastante entregada. No sé si es que el público del norte es más comedido o tiene otra manera de expresarse

¿Alguna anécdota digna de mencionar? Suelen ser técnicas...’puto monitor’, ‘no se me oye’ pero bueno, recuerdo un concierto en Valladolid, con Pedro (San Martín, bajista), nos pilló un temporal horrible de nieve, habíamos llegado con el equipo, montado, y dijimos ‘bueno, Pedro llegará’... Se llenó la sala, todo el mundo ‘eeeeeh, qué paaasaaa’ De repente se abren las puertas y era Pedro gritando ‘!!Ya estoy aquí!!’. Se subió directamente al escenario, cogió el bajo, ni se quitó la cazadora, y empezamos a tocar

Ya para terminar, ¿Qué es lo que nunca te han preguntado en una entrevista y estas deseando que hagan? ¿Cuál es tu plato favorito? ¿Cuál es tu plato favorito? El jamón (risas) Con manzanilla Eso, con manzanilla (risas)

ANTONIO J. BRET (Mayo 2004)