(entrevista realizada en febrero y publicada en junio /2003)

Hay varias formas y motivos por los que rendirse ante "El naval". Su rabiosa belleza, su concepto, su sonido, su complicidad... Sin embargo, desde mi punto de vista, este disco llega más lejos en sus intenciones y, sobre todo, en sus resultados. Algo lo que lo convierte en necesario. De hecho, recoge una deuda pendiente del pop independiente español que muchos echábamos en falta: el "hablar de mí y de mi vida" que decía Morrisey, pero más allá de un cataclismo sentimental, un pensamiento suicida o el deseo de tener la chica de tus sueños en tus brazos, que parecen ser los únicos motivos de angustia de un pop definitivamente desarraigado de la realidad circundante. Curiosamente todo lo contrario que muchas las fuentes anglosajonas de las que bebe (The Smiths, Stereolab, Paul Weller, Sonic Youth, Suede, etc...) .

Me refiero concretamente a la articulación un discurso social (o, cuando menos, con connotaciones sociales), propio, legítimo e inteligente, ajeno por completo esas vergonzosas apropiaciones indebidas del working class británico que tanto glamour despiertan en unas clases acomodadas que, ni de lejos, han vivido lo que se habla en ellas. Hablo de musicar los pensamientos y los sentimientos de un estrato social que parece no existir dentro del mapa sociológico del pop de aquí: los hijos de quienes no fueron a la universidad (y, en muchos casos, ni al instituto), los que nacieron y crecieron en un barrio, los que llegada la madurez descubrieron la pureza de unos orígenes que reivindican con orgullo, los que se encabronan cada vez que oyen decir que las clases sociales han desaparecido y que, siempre, parece que están mirando por el rabillo del ojo y (re) planteándose todo.

Mus lo han hecho y lo han hecho bien, regalándonos una de esas obras que se sienten, se tocan y se trasmutan en espejos fidelignos de muchas de las cosas que has sentido. Pensamientos ajenos que haces propios. Vidas cortadas por el mismo patrón, de diferentes resultados pero con una matriz común: la rabia, el rencor, el orgullo y una mezcla de respeto, profunda admiración y la sensación de no estar a la altura de la vida, obra y milagros de nuestra ascendencia consanguinea, ajena por completo a ese fetichismo burgués hacia la palabra "cultura". Ése que ahora nos acoge, pero del que siempre desconfiamos ( porque quizá - y esto es una opinión personal al margen que bastante debate ha creado en el seno del feedback - no sea más que una forma diferente para seguir siendo igual de clasista con diferente envoltorio. Prometo desarrollarlo algún día ).

Así se lo hice saber a Fran Gayo en su momento y creo que le hice feliz. Desde entonces una intermitente relación epistolar nutre nuestros respectivos correos electrónicos y lo que inicialmente era una inabarcable entrevista por e-mail terminó, aprovechando una visita suya a mi ciudad, en una charlaque transcribo a continuación debidamente fragmentada ( la otra parte la podeis leer en Ruta 66) y de la que, desgraciadamente, se excluyen más de 20 minutos depositados en una cinta perdida por algún lugar de mi casa.


1º parte. Entrevista por e-mail

-"El naval" toma su título de un barrio histórico de Gijón. Mucha gente lo ha tomado como un disco en tono combativo respecto a la reconversión naval e incluso lo ha relacionado con la película "Los lunes al sol" de Fernando León. ¿ Qué hay de cierto en ello?

El Naval son los astilleros que hay en nuestro barrio, el Natahoyo. Es evidente que la crisis en que se mueven desde hace ya varios años nos ha influido muchísimo, es algo que nos afecta, afecta el entorno que nos rodea, gente que conocemos y -por extensión- a la ciudad. Sin embargo El Naval lo entendemos también como un símbolo del camino por el que alguien conduce desde hace ya tiempo al lugar en el que vivimos, esa constante sensación de pan para hoy y hambre para mañana, de pequeñas soluciones inútiles. Todo esto creemos que de algún modo genera un ambiente en el que se enfrentan una realidad muy dura (los índices de desempleo en Asturies son altísimos) con una imagen edulcorada que (a veces de modo inmoral) se nos intenta vender del entorno que nos rodea.

-También hay mucho de impotencia más que social existencial, ¿ es así o es que ambas son indisociables y van de la mano?

Hoy por hoy para nosotros todo es indisociable, casi hasta el punto de la confusión de términos: el bloqueo social genera (o debe generar en quien tenga ojos) una, digamos, herida existencial.

-"El naval" se trata de un disco muy íntimo, muy mirando hacia dentro. El marco es vuestro barrio, cantais en vuestro idioma materno y las sensaciones parecen muy privadas. Sin embargo el contenido se me antoja universal, al menos para mi es uno de los discos con los quemas me he identificado en tiempo. ¿ Pensais que cuanto más auténtico se es mas universal es el resultado?

Sí que hemos llegado a esa conclusión, aunque por casualidad por pura experiencia, no es una fórmula en la que hubiésemos pensado de antemano. Es decir, cuando preparamos un disco lo hacemos pensando que puede ser el último que grabamos. En esta ocasión lo hicimos convencidos de que al menos, de ser el último, debería servirnos a nosotros de algo, entre otras cosas como una instantánea de nuestra vida en el momento en que registramos las canciones. Lo planteamos como nuestro disco más inmediato, íntimo, y eso por lo visto lo ha hecho paradójicamente más universal. O eso dicen, a nosotros son cosas que se nos escapan

-¿Concebís este disco más que como una obra musical y/o artística como una necesidad personal?

Eso es algo que no excluyente, la obra musical es el resultado de una necesidad íntima.

-¿ Y eso solo personal o hay algo de reivindicación de una temática escasamente explorada por el pop nacional?

Es lo que contestábamos más arriba, la situación social afecta de modo personal, genera un discurso íntimo. No reivindicamos nada que no sea nuestras propias necesidades. Allá cada cual con las suyas.

-Quizá influenciado por la visión del video-clip de "Al debau" en el que se escenifica un despertar de una pareja, tiendo a ver el disco como un día, es decir las horas de la mañana a la noche hasta dormir y volver a empezar. ¿ Hay algo de cierto?

De momento es cierto puesto que tu lo has interpretado así, aunque no era nuestra intención a la hora de estructurar el disco.

-Por cierto el video clip me parece precioso, casi como un cortometraje. Me recuerda mucho a Bergman y la técnica de la nouvelle vague. ¿ Habeis quedado contentos con el resultado?

Mucho, aunque evidentemente el mérito es en su casi totalidad de Ramón Lluís Bande, Mónica aportó alguna idea y yo me limité a hacer lo que me pidieron. Sí que empezó siendo una especie de homenaje a la Nouvelle Vague aunque luego acabase dando en algo mucho más parecido a "Escenas de un matrimonio".

(2º parte. Entrevista en persona)


-Justo en medio del disco aparece "Cuesta", un tema cuya violencia parece marcar un punto de inflexión en el desarrollo global de "El Naval". ¿ Es por algo en concreto?

Inicialmente esa canción no iba a ser tan ruidosa, lo que pasa es que tenía unos arpegios de guitarra que nos sonaba un poco afrancesados y era algo que queríamos evitar a toda costa. Entonces grabamos una base con un piano, luego las guitarras encima distorsionadas, la batería muy saturada en la mezcla y la canción poco a poco fue tomando forma. Nos lo tomamos más como un experimento que con la intención de simbolizar algo. Nos apeteció hacer algo con ruido y combinarlo con la voz de Mónica, que son dos cosas como muy complicadas de mezclar y nos encontramos con eso, un tema que dura como 4 minutos y no sabíamos muy bien donde meterla en el disco. Lo que hicimos fue un poco intentar estructuras el disco como el resto de los discos, de una manera un poco narrativa, algún tiempo medio casi introductorio, mantener ese tiempo medio hasta la mitad del disco, luego una ruptura y luego ir bajando hasta el fondo.

-Recuerdo que Viva las Vegas en su disco de debut tenían una estructura parecida

Sí, lo que pasa es que en este disco no teníamos una canción como "Sebastian" en el "Fai", tan ambiental, pero por el contrario sí que teníamos una canción como "Encofraos", que para nosotros significaba muchas cosas. Queríamos que apareciera a final un poco como conclusión del disco y como conclusión del momento que estábamos viviendo nosotros.

- Yo pensé que ese ruidismo pretendía simbolizar un poco el caos emocional de la rabia, pero veo que las intenciones son más estéticas que sentimentales

También tiene su carga digamos ética. Nos queríamos apartar de cualquier sonido afrancesado, con esa presunta elegancia entre comillas, que se empezó a promover desde el año 95 en adelante con Francia, el jazz francés, el cine francés esas cosas que han venido muy entregadas desde Cataluña y que nosotros, como buena gente de provincias, pues nos engañaron y tragamos con ello. Entonces sí que queríamos romper un poco con eso. La rabia de la canción venía básicamente dada con la letra que, ahí sí que hay mucha rabia, ya que gira en torno a la desaparición de los barrios en Xixón: el centro de la ciudad centrifugando todos los barrios y engañarte diciendo que no hay centro, si no que toda la ciudad tiene las mismas posibilidades. Y lo que pasa es que las zonas limítrofes van perdiendo la personalidad que tenían antes y los handicaps que tenían en el fondo los siguen teniendo.

- Antes de "Cuesta" hay una pieza instrumental ambiental que se llama "Casería" y tiene al final unos pasos.¿ Qué sentido tiene?

No, no son pasos. Esa pieza cuando arrancábamos a Mónica no le gustaba nada, pero bueno, es como el "impuesto revolucionario" que tengo yo en cada disco (risas), que cada vez es más pequeño. Es mantener siempre alguna pieza instrumental de un minuto o así, que ella dice que están de relleno. Era una pieza con piano que habíamos grabado muy rápido y, cuando terminé de grabar el piano, se nos olvidó apagar el rec y el ordenador seguía grabando. Entonces cuando desconecté el piano dio una hostia, un sonido así como de imperancia brutal que a mí me gusta mucho, muy parecido al bombo de las cajas de ritmos de los 80. Luego la escuché y lo vi, me dije "buf! Voy a meterle aquí un delay a ver lo qué pasa". A mí me gusta mucho jugar con delays. Bueno, quizá me gustaba mas antes ya que la verdad teníamos pensado ahora sacrificarlo un poco, porque los delays son generalmente el efecto más incontrolable que hay, siempre puede surgir la sorpresa en ellos.

- En "Al Oeste de la Divisoria" hay un detalle que me encanta. Cada vez que Mónica termina una estrofa se escucha una respiración nasal similar a la del lloro. ¿ Eso tiene que ver con esa preocupación que me citabas antes de esforzarse en la interpretación de las canciones?

No, eso es básicamente que iba un poco apurada de aire y se quedaba sin voz. Cuando la mezclamos yo me di cuanta que había muchas respiraciones, pero me pareció que lo teníamos que dejar, ya que formaban parte del ambiente de la canción

- En la mezcla la voz siempre está muy en primer plano

Sí, esta vez la quisimos poner en un primer plano completamente. En los anteriores iba más en segundo plano porque Mónica no estaba tan segura. Ahora, sin embargo, está en una fase como que le da un poco igual no tener bastante amplitud de voz para cantar como si fuese PJ Harvey. Pero es que tampoco ella no es PJ Harvey y que lo que quiere es interpretar. Como resulta que las letras que tiene que interpretar las conoce, las entiende y se identifica con ellas, pues lo las interpreta del mejor modo posible. Además la preocupación por las letras, que antes no era tan clara, merecía ese primer plano.
De todos modos a ese nivel a efectos prácticos yo a ese nivel encuentro en el disco bastantes defectos...Supongo que en el siguiente disco lo haremos mejor.

-Tanto "Al oeste de la divisoria" como "Encofraos" reflejan la vida trabajadora, imagino que pensada en vuestras propias familias. ¿ Pensais quizá que esa generación no ha sido reconocida?. Me refiero a lo siguiente, yo también tengo mis orígenes familiares en la clase trabajadora del franquismo, y siempre me ha irritado que según los medios de comunicación, las revisiones de esa época, las tertulias progres, etc...da la impresión como que esa clase no existió y que la España de esa época se dividía entre los que hacían pintadas en la Universidad y los seguidores del régimen y todo lo hecho por ese sector carece de importancia como para ocupar un minuto de tiempo en la boca del tertuliano de turno. ¿Tu como ves eso?

Ese tema no lo controlo como para poder hacer afirmaciones de peso sobre él, pero a mi me da la sensación de que la clase trabajadora -y vamos a decir ya la "clase trabajadora" no "la clase obrera", lo vamos a llamar de otra manera... - digamos que, como yo la conozco desde dentro de mi familia, son como un grupo con una conciencia de clase muy clara, aunque luego eso quizá no tenga una ramificación política. En mi casa lo que se dijo siempre es que la política era un poco cosa de los ricos y que ellos tenían ya bastante con currar y sacar adelante un hogar. Entonces, yo creo que la clase trabajadora, en ese sentido, es la gran cenicienta de la transición. Están completamente olvidados, da la sensación de que todo lo que pasó con los movimientos universitarios, que que no digo yo que no existieran... Pero hay que asumirlo, por que no hay mas cojones: Franco se tumbó solo, nadie lo consiguió derribar.

Todo eso en mi familia fue completamente ajeno. En el ámbito de mi familia lo que había era gente que había venido del campo, que jamás habían vivido en ciudades hasta los años 60, que llegaron allí sin tener ni idea de lo que era vivir en la ciudad, teniendo solo como referencia el campo, incluso de vivir en las montañas. Y a partir de eso, que es el cero absoluto, construyeron todo. Para mí son semi-dioses y, a medida que pasan los años, voy reflexionando un poco cómo ha sido la vida de mis padres en concreto y me parecen unas bestias. La admiración que cada día que pasa siento por ellos es mayor, hasta que llega el punto de haber hecho esta canción "Encofraos" ,pero el mismo tiempo no me atrevo a decirle a mi padre: "mira he hecho esta canción para ti, que haba de cuando tu currabas en Santander " porque no, me parece una cosa incluso de críos. A años de eso está la realidad: mi padre super joven con dos críos y dejándolos en casa y marchándose a trabajar en Santander, viéndonos sólo los fines de semana y mi madre comiéndose todos los marrones de criar a dos chavales.

Era lo que te comentaba en las preguntas por escrito, que todo eso parte de una reflexión muy personal y de un nivel muy íntimo y carnal, cosas que a mí me tocan de cerca. Luego eso puede generar una reflexión más general y teorizar sobre ello, porque realmente habla de crecer en una familia de la clase trabajadora y criarse en ella.... que luego puede generar otro tipo de discursos como ,algo que a mi me jode mucho, que es esa tendencia de que, en un momento dado, se genera una posible desaparición de la división de clases. A mi me parece una mierda y que hay que ser muy hijo de puta para decir eso. Me refiero a esa gente que te viene y te dice es que ahora todos tenemos las mismas posibilidades y, entonces....

-Buff, yo creo que al contrario, que aquí se está radicalizando de tal manera que incluso peligra la clase media

Sí, pero yo sé que hay gente que, por el medio en el que me muevo, me dicen que "bueno pero ahora estamos todos a la misma altura". Ya, pero ser el hijo de una persona que trabajada en la construcción y se tuvo que ir a vivir a Santander es muy distinto a ser el hijo de un arquitecto o un abogado. Y eso es una tendencia que hay ahora, a repetir la experiencia de que la clase trabajadora vuelva ser la gran cenicienta. Y luego creo que también hay mucha vergüenza de la gente que procede de ahí y mucha tendencia, que no entiendo, a decir que todos somos iguales, aunque el origen sea distinto.

- Hay una serie ahora en TVE, "Cuéntame", que pretender ser el reflejo almibarado de esos años. ¿La conoces?

Sí, la conozco. Me parece una puta mierda, me parece vergonzoso. Primero porque esta contado desde el punto de vista de un crío y, dependiendo del argumento, van cambiando el punto de vista según les convenga, por lo que ni tan siquiera te la puedes tomar en serio ni siquiera a nivel narrativo. Te sale una voz en off de un crío que de repente te cuenta acciones que teóricamente no tiene por qué conocer y dices: ¿como coño el crío dice eso?. Pero luego a nivel de base, del tardo franquismo que yo llegué a conocer, lo que recuerdo es la facilidad que en el colegio de soltaban una hostia sin ningún tipo de problemas, el rezar a principio de cada clase y todo eso. Me toca mucho los cojones la inocencia con la que está contada, porque es como ver con cierta condescendencia un momento que para muchos fue muy duro.

- Sí, parece que subliminal o no tan subliminalmente quiere decir que gracias a la moral católica y la represión policial, éramos mas humanos

O igual planeta la típica idea esta de "se cometieron atrocidades por ambos bandos" que también me jode mucho. Decir un poco de que había gente de un bando y de otro pero, en el fondo, todos éramos humanos y teníamos sentimientos, parece mentira que en el año 2003 hay alguien con cojones para contar una historia así. Por que si, había unos que estaban en la cárcel o tirados en una playa de Francia y otros tomándose café tan tranquilamente. Es un poco como lo de "Rebelión en la Granja" que todos eran animales pero algunos más que otros. Es el puto horror esa serie

-Volvamos a "El Naval". En mi opinión los momentos de mayor belleza del disco llegan tras "Cuesta", desde "Esin Zarra los güeyos". Esa canción tan ambiental y casi narcótica me recuerda un poco al mareo que se siente tras llorar...

No (risas), pero es lo mismo que te contaba antes, que cualquier interpretación que tu puedas dar es válida desde el momento que lo hagas, por que los criterios con los que tú escuchas el disco son completamente diferentes a los criterios con los que nosotros lo hemos grabado, mezclado y organizado las canciones. Esa canción tenía una base melódica que estaba en el ep que grabamos para Darla, ("Aida"), y nos apetecía retomar esa melodía pero metiéndole una base más ambiental, así un poco Pink Floyd por momentos. Realmente también era buscar algo de menor voltaje antes de entrar en la parte final del disco, que es un poco lo que resume "El Naval" y que marca un poco el camino que seguiremos nosotros.

- He de confesar que nunca he llorado escuchando un disco, pero la verdad es que una de las veces que más cerca he estado ha sido con "El naval". Siguiendo lo que te decía antes creo que desprende una situación constante de nudo en la garganta, de pre-lloro o post-lloro. Me gustaría saber como os sentisteis grabándolo, ¿ Llegasteis a experimentar esas sensaciones de emoción en el estudio?

Sí. Por ejemplo "Fai" fue un disco muy duro, ya que Mónica y yo todavía estábamos muy inmaduros a muchos niveles. Mónica estaba muy verde, yo casi no sabía tocar, teníamos un ordenador muy flojín, no teníamos prácticamente instrumentos, no teníamos confianza con gente para que nos viniera a echar una mano con el disco, pero por otra parte se había una expectativa con el lp, con lo cual nos creo una tensión, que es la peor que existe, porque tenía mas que ver con agentes externos. Eso provocó mucho problemas, muchas discusiones, tener que parar la grabación muchas veces, porque si no nos íbamos a matar entre nosotros. Sin embargo aquí, en "El Naval" todo fue sobre la seda y a un nivel emocional echamos mucha carga fuera. Mónica, era lo que te comentaba en "Encofraos", se emocionaba muchísimo y yo, por ejemplo, la primera vez que grabé toda la base, cuando terminé la letra pues también. Impresiona mucho ver así todos esos años de tu vida, porque todo lo que está en la letra no son pajas mentales ni cosas que queden bien en verso, si no que son cosas que yo les puedo poner nombre y les puedo poner apellidos.

A nosotros nos ha valido mucho a nivel de autoafirmación, en plan, " no se me han olvidado las raíces que tengo y estoy orgulloso de ellas y quiero la gente que tenga unas raíces parecidas se identifique conmigo ". Creemos que el resultado ha merecido la pena, porque es un poco como un diario, de cómo ha sido nuestra vida durante un tiempo y que es algo con lo que nos identificamos.

- "Quien bien te quier" está llena de referencias a los típicos consejos y cariños maternales. Quien defiende la familia de ese nivel, más ahora que es una institución en permanente peligro, se le tilda de conservador. Yo creo que más que una idea progresista o conservadora, la actitud que vosotros mostrais ante ello, es de una relación pura.

Sí, esa posiblemente sea la palabra que mejor lo define. Es una relación pura y también es muy dura, porque luego los ves a ellos entrando en una fase de su vida de madurez total y, quizá, ya no tengan nada que ver con esa persona que tu estás intentando recuperar, porque ya son algo mayores y quemados por la vida y en realidad. Yo creo que ellos notan ese cambio en tu actitud y se asustan un poco también.

- ¿ Hay un poco en esa postura una búsqueda de redención?

Sí, yo creo que claramente. El que no mira hacia atrás y diga " vaya pedazo de gilipollas que fui" es que no tiene perdón de Dios. En el caso de Mónica no, pero en mi caso en concreto sí.


- A nivel personal este año los dos discos que mas escuché fue "El Naval" y el segundo disco de PROGRAMME y ya casi los configuré como el negativo y el positivo de lo mismo. Me gustaría saber si has oído ese trabajo y, en ese caso, ¿qué pìensas de él?.

Nada es un disco que me gusta muchísimo, pero incluso por encima de la música está la actitud. Yo en eso sigo siendo muy inmaduro y si me encuentro con un grupo con una actitud super marcada con la que yo me identifico luego el discurso tiene que ser muy malo para que yo no trague con él. En el caso de Programme es que el disco es demoledor, tienen un discurso mucho más inteligente y mucho mas reflexivo que el de GYBE!, El de GYBE! Esta bien pero no deja de ser un poco así como de niño bien viviendo en una ocupación, que a mí son cosas que me echan un poco para atrás. A Programme los veo con un discurso muy orgulloso, muy agresivo, con una mala hostia y mala sangre brutal. El disco de GYBE! Sin embargo es como más positivo...

- Si ,bueno, mucho mas abstracto...

...sí más abstracto, habla de las multinacionales como mafias y buff, es que eso me queda tan lejos...Háblame de cosas que me toquen un poco mas de cerca . Es un poco como hablar de "Nucleares no!". En el caso de Programme me parece de puta madre. Luego, curiosamente, tanto el disco de GYBE! Como el de Programme son dos discos como muy mal entendidos, muy maltratados por la prensa. Yo quizá no sea objetivo, pero creo que a grupos con unos planteamientos ideológicos así hay que darles al menos una segunda oportunidad y buscar lo que hay dentro de ellos.

- Sí, lo de GYBE!, fue un poco curioso. De ser poco menos que el rock del siglo XXI a de repente ser acusados de falsa vanguardia. Yo esos conciertos que tan mal se han puesto no lo entiendo. Los vi en directo en Madrid y salí de allí literalmente acojonado. Hubo momentos durante el concierto de tal interacción músico-público que incluso en esos interminables silencios, se escuchaba el proyector en un recogimiento casi sepulcral.

A mi el argumento este de que habían engañado a la gente por que no habían jugado la baza de la improvisación me parece falso. En el disco este "Lift your..."lo demostraban, ya que ahí aparecía una especie de partitura que ellos usaron para grabar con los crescendos y eso, con lo cual todo eso de la improvisación ellos ya te están demostrando que es falsa. Yo no lo entiendo. Y luego Programme en los Irockcuptibles quedó muy mal en las listas del año.

-Hay quien dice que el disco de Programme es un disco demagógico.

¿Demagógico?. Buff... hombre, lo que está claro es que nunca eres demagógico cuando te quedas callado, eso está clarísimo. Los perros nunca van a ser demagógicos. Y los cerdos tampoco

-¿ Y Experience, la otra ramificación, que es mas esperanzadora?

Yo de momento prefiero a Programme. Soy muy pesimista, no veo solución posible. Yo soy de los que creo que van a bombardear a Irak en breve y que eso va a ser el año cero y a partir de ahí la política internacional va a ser un puto desastre. La ruptura entre el mundo occidental y el oriental va a empezar ahí y no se lo que generará. España puede estar muy orgullosa de haber marcado ya algo en la historia internacional.

- A ese respecto una de las sensaciones que me trasmite "El Naval" es un poco contradictoria, pero se podría decir que es una desesperada esperanza

Desde un nivel reflexivo nosotros somos esencialmente pesimistas, pero otra cosa es que, a nivel animal, de repente siempre haya estímulos de fuera que te levanten el ánimo y eso se tiene que reflejar en el disco. Es como ir por la calle todo oscuro con mucho frío y que de repente se abren dos nubes y llega un poco de luz y dices " que guay". Pero eso se refleja quizás solo en cosas como "Sacramento", que son cosas muy breves, pero el tono general del disco es el de la portada y la contraportada.

-Bueno " En quien bien de quier" que empieza con un clima muy tenso...

Sí y luego hay un melotrón por medio pero si te fijas luego va todo mas hacia abajo.

-Hace poco se publico en El Mundo un artículo de Ramón Lluis Bande que hablaba de la postura moral y la sensibilidad social de los grupos de Gijón entre los cuales figurabais vosotros. ¿ Notais vosotros eso nexos?

Ramón lo que plateaba una especie de triángulo entre nosotros, Nacho Vegas y Manta Ray y claro, a nadie le amarga un dulce y a nosotros reconocer que ahí estamos nos gusta, por que tanto Manta como Nacho los admiramos muchísimo. Pero, si eso existe viene un poco promovido mas por lo que nos influye la ciudad, que es lo que realmente nos une, mas que juntarnos en un bar los sábados por la noche y pillarnos una borrachera juntos, que era lo que pasaba antes.

-Te he oído decir en muchos sitios que pese a todo hubieras desnudado ahora mas el disco. ¿ No estás contento con el?

No, a nivel de arreglos y mezclas no. La verdad es que lo que hicimos fue una locura y más que eso no hubieramos podido. Encerrarse en casa febrero y marzo sin una canción, sin una letra sin una melodía. No es decir esto es la obra cumbre de Mus, espero que demos mucho mas . Al final es un disco del que yo me quedo con 5 ó 4 canciones a un nivel emocional. A un nivel un poco más frío posiblemente me quede con un par de ellas. Es que las veo grabadas de una manera un poco patosa, mezcladas ya un poco agotado. Espero que en el siguiente me pueda quedar en vez de con dos, quedarme con 5.

-Me pregunto: ¿ cómo reacciona una compañía, en este caso Acuarela, cuando le llega un grupo y le dice que se va a meter en el estudio sin canciones?

Es que Jesús ( Llorente, responsable de Acuarela. N d E) nunca llegó a saber eso. En ese nivel él es muy legal, jamás te pide nada. En el momento que decide ficharte y poner pasta para que grabes un disco, se fía al 100%., por lo menos con nosotros hasta ahora fue así. Nos tiene consentido caprichos de todo tipo, algunos vergonzosos, como un mes antes del Tanned Tin suspender la actuación cuando ya estábamos anunciados y cosas así. Nos lo consiente todo y para no hacerle el calvario demasiado cuesta arriba hay determinada información que no se la damos,como entrar a grabar sin una sola canción. Ahora el siguiente lo estamos planteando de manera diferente: ya tenemos letras, bases de piano y estamos pensado en grabarlo de manera diferente.

-Ya por último. Sólamente tocasteis 2 veces en directo y , sin embargo ahora haceis una gira por USA. ¿Habrá posibilidades de veros en directo en España?

Este año no. El año que viene puede. A Mónica un poco más, pero a mi no me aporta nada, me parece un coñazo. Yo sí que entiendo que se lo debemos a Jesús, que es una persona que se está gastando una cantidad de dinero al año, y algo habrá que darle a cambio y este año tuvimos un amago de gira. Yo creo que para el año que viene nos lo vamos a plantear, una cosa muy pequeña de cuatro o 5 ciudades. Lo de Estados Unidos sabemos que allí el disco ha funcionado mejor.

JAVIER BECERRA