"Ya no se si con esta lluvia eterna / no me habré acostumbrado a la humedad" (Seronda).

Un disco con tantas borrascas, cielos nublados y humedad como "Actos inexplicables" (Limbo Starr, 2001) da la razón a aquellos que insisten en que la tierra marca. Es cierto. Las dos terceras partes del Feedback-zine somos gallegos y, como tales, incapaces de desprendernos de ese punto llorón y pesimista que nos caracteriza. Siempre mirando al futuro con reservas por aquello de "polo que poida pasar" que tanto dice madre, quizá por que se lo haya oído decir mil veces a mi abuela.

Quique, la otra tercera parte, lo es de adopción y parte de la lluvia, los innumerables catarros y alguna que otra "e" cerrada, inevitablemente se le debió pegar nuestro carácter catastrofista. Y la verdad es que algo parecido al "¿Qué vai ser de nos?” sentimos cuando Nacho Vegas decidió abandonar el barco de MANTA RAY. Lo veíamos todo negro: ni nos imaginábamos unos MANTA RAY sin Nacho Vegas ni un Nacho Vegas sin MANTA RAY. Y Manta Ray, claro, eran un grupo demasiado importante como para que no nos preocupara una posible recaida artística. Sin embargo ambos se encargaron de demostrar que nuestras predicciones tenebrosas estaban equivocadas. Por una parte MANTA RAY con "Esperzanza" (Astro, 2000) grabaron su mejor disco hasta la fecha dejándonos a todos boquiabiertos. Por la otra, Nacho Vegas, tras un notable disco con su proyecto paralelo DIARIU, se presenta ahora en solitario con un trabajo que se ha convertido en uno de los discos mas laureados en la redacción del Feedback.

La edición del mini-lp compartido con AROAH "Seis canciones desde el norte" (Acuarela, 2001) le llevó por una extensa gira por todo el país. Durante su comparecencia en nuestra ciudad, aprovechamos y tuvimos con el esta entrevista, en la que hice un remix entre muchas de las cuestiones que Enrique me mandó por e-mail y otras que tenía yo preparadas. No era precisamente "el día", el rostro resacoso de Nacho Vegas delataba pocas horas de sueño y mucho cansancio acumulado. Sin embargo, se mostró muy amable y contestó nuestras numerosas preguntas. Unas horas después, ya sobre el escenario, logró borrar aquella huella decepcionante de su actuación del fib, con un concierto soberbio acompañado de una banda magnífica, del que sacamos una conclusión clara: mas que Calamaro, Dylan, Nick Drake y todos los nombres que se citan por ahí, lo que más huella ha dejado en el fue su incursión en la pasada gira de MIGALA. Pena que ya hubiésemos hecho la entrevista y no se lo pudiésemos preguntar.

ENTREVISTA:

-Es la primera vez que haces algo completamente en solitario, ¿ha sido una cuestión de falta de confianza o de autoexigencia esperar hasta ahora para escribir en solitario?

-Sí, un poco de las dos cosas yo creo. Falta de confianza la sigo teniendo ahora a veces y en cuanto a la autoexigencia, tenía un montón de canciones que ya las había maquetado en 4 pistas en casa ,pero hasta que no estuve contento con la forma de cantar o las letras y eso ,pues no me decidí a dar el paso.

-Todo el mundo coincide, al hablar del disco, que el norte, el clima, sus inviernos se notan mucho en el disco. ¿Cómo lo ves tu?

-Sí, se nota, pero es como una especie de paisaje de fondo. Es que son las cosas que tengo cerca y claro, es normal que sean las cosas que luego utilices para contar y expresar cosas más universales.

- ¿Las fechas de composición de estas composiciones cuándo son?

-Creo que la más antiguo es "El norte del norte", que tiene como 4 ó 5 años, y es que yo no suelo hacer canciones muy rápido, le dejo siempre un tiempo y que tardan semanas y mese en hacerse. De hecho, la ultima estrofa de esa canción la añadí un año antes de grabar el disco, o sea que la canción tardo en hacerse 4 años.

-Te lo preguntaba por que nos imaginábamos que el disco lo habías compuesto durante el invierno pasado, un invierno bastante lluvioso y duro.

-Bueno lo que si es que cuando grabé el disco si que hacía un frío de la hostia, fue un invierno bastante duro, pero la verdad es que los últimos años que estuve viviendo en una casa con mogollón de humedad, pues allí si que los inviernos se hacían muy duros.

-Esa atmósfera taciturna y húmeda se refleja muy bien en las fotografías interiores del disco. Da la impresión como si se tratasen de una serie de canciones compuestas en un periodo de tiempo en los que vivías de noche y solo para ti. Capta muy bien esa atmósfera introspectiva y nocturna.

-No lo había pensado, nunca me lo habían dicho, pero puede que sí.

-La fotografía interior parece que quiere sugerir eso.

-Sí, eso es una cuestión de Carmen que fue la que hizo el diseño y bueno, yo creo que ella escuchó mucho el disco y las fotos, incluso la de Gijón de la bandeja que también es de ella, y ella le dio su mirada y es una mirada yo creo que bastante pensada y queriendo captar lo que hay dentro del disco.

-En el disco cuentas con músicos locales de Gijón y nos llama la atención sobre todo la labor de Carlos Martínez, por que ya nos gusto mucho todo su trabajo de cuerdas para Manta Ray en "Esperanza", y nos preguntábamos si esa persona tiene algún disco donde el se encargue de la composición como máximo responsable o algo compuesto por el?

-No se si en disco tiene algo editado pero el hace música clásica. Tiene hechas alguna pieza así para orquesta. Es una persona muy relacionada en Gijón con el conservatorio.

-Leí en el periódico de Benicassim, que le enseñabas la maqueta a la gente y te decían que dependía mucho de cómo llevases a cabo la producción. ¿En qué manera fue determinante la producción?. ¿Es tan exagerado el cambio de lo que llevabas al estudio a lo que salió de allí?

-No, realmente no. Cuando empecé este disco todo el mundo parecía saber como tenía que hacerlo, todo el mundo me decía cómo tenía que tratar la voz, los arreglos de cuerdas, que "tienes que hacerlo con tal músico o tal otro", pero intenté alejarme de todo eso y decidí irme con Paco y con Carlos. No creo que una producción sustente un disco, de hecho no soy muy fan de discos así como el "Pet sounds" que para mucha gente es su favorito, pero yo creo que se basa mucho en la producción: se la quitas y se queda en un disco de canciones pop, algunas incluso un poco vulgares diría yo. Entonces creo que la canción debe estar por encima de todo y los arreglos deben estar al servicio de la canción y es simplemente, escuchar, pensar un poco y decidir. Hay canciones como por ejemplo "El camino" que la he maquetado con batería y con bajo y cuando grabamos el disco grabé dos baterías , bajo arreglos, percusiones... bueno de todo y esa canción fue la que mas tardamos en mezclar y quedo prácticamente con guitarra y voz solo. Entonces esas decisiones finales de desechar lo que no sirve, de saber quitar cosas mas que añadir, eso es algo que lo tenía mucho en mente, es muy importante.

-Las letras del disco son muy personales. ¿Ese "bajar la guardia" y exponerte de esa manera en tus letras no te parece peligroso?. ¿Te sería imposible escribir de otro modo más distante?

-Es un riesgo que asumo, cosas que se dicen en algunas críticas como decían RDL que bordeaba el ridículo sin caer en él y eso lo asumo. La verdad es que fue lo que mas me costó, llegar a crear una especie de distancia con la canción, de manera que lo que cuento no me suene a que le estoy contando mis problemas a la gente, que no es la intención. Entonces es hacer un mecanismo de modo que lo que cuentes, que incluso podía sonar un poco impúdico sea algo que pueda trasmitir cosas a una tercera persona es algo que me preocupa bastante, y al final creo que conseguí esas distancia y creo que no se si me sería posible escribir de otro modo. Ahora este disco casi todas las canciones son en primera persona.

Pero muchas de las nuevas canciones que estoy haciendo las estoy haciendo en 3ª persona, que es otra manera diferente de distanciarse, aunque pesa a que cuentes algo en 3ª persona no quiere decir que con ello estés siendo menos sincero, es lo mismo se trata de sacar y expresar cosas, pero utilizando diferentes recursos.

-¿Este modo de escribir tiene que ver con tus influencias musicales o es más una cuestión de necesidad personal?

-Umm ...( se lo piensa unos segundos). Es una necesidad personal, lo que pasa es que la música tiene a mucha gente que ya lo hizo con anterioridad y entonces claro, recibo influencias por ese lado.

-Llama la atención que tu y mucha gente de tu generación musical, pertenecíais a una escena de grupos en la que apenas le dabais importancia a las letras, sino que realzabais sobre todo el aspecto sonoro y ahora sin embargo pues no se, sales con tu cara en la portada, con tu nombre , cantas en castellano, se te entiende todo perfectamente sin que lo que dices se entierre entre los instrumentos, etc... ¿Crees que eso tiene algo que ver con la edad, la perdida de complejos o la supuesta madurez como músico?

-Bueno yo nunca he estado muy a gusto en como se trataban las letras en Manta Ray. A mi me apetecía escribir letras y, de hecho lo hacíamos, pero no tenían la importancia que yo creo que deberían tener en el rock, sobre todo cuando quieres hacer algo serio, o sea cuando quieres usar el rock como un lenguaje y no hacer como hacen muchos otros grupos, decir tonterías que no sabes ni que es lo que cantas. Por ello ahora me apetecía salir así. No se si es madurez pero, bueno supongo que sí.

-Es también generalizado el comentario de que has programado el disco en orden inverso a como debería ser, es decir con los temas más potentes al final y que va enganchando poco a poco, cosa en la que personalmente estoy en desacuerdo. ¿Por qué lo has hecho así?

-No se las ultimas canciones las grabamos después, por que hubo una primera mezcla con la que no quedamos muy contentos y luego se ha grabado alguna canción más y, la verdad, dejé para el final el orden de las canciones y no recuerdo exactamente por qué las dejé así, simplemente pensé que era el orden adecuado. Hay un amigo que me decía que le gustaba eso, como era el orden por que parecía que me iba enfandando a medida que pasaba el disco. También había alguien que una vez me preguntaba porque había más violencia al final del disco, pero yo pienso que al principo hay violencia pero un poco más contendida, luego está un poco más explícita con guitarras distorsionadas y eso, pero no se por ejemplo "Molinos y gigantes" que es la canción más ruidosa del disco pues ahora hacemos una versión en directo mucho mas tranquila.

-Abandonaste Manta Ray y hasta que escuche los dos últimos temas del disco, me parecía obvio que tus canciones no encajaban en su sonido, aunque estas dos ultimas quizá un poco más. ¿Te sentías allí fuera de lugar o es que mas bien el tiempo no daba para todo?

-No, no me sentía fuera de lugar, de hecho mientras que estuve en Manta ray era una parte bastante importante del grupo, lo que pasa es que suponía bastante compromiso y además es que es un grupo un poco complejo por dentro porque nos encontrábamos varias cabezas pensantes y eso hace que las cosas sean lentas y un poco complicadas, aunque luego eso puede que sea lo bueno. Al sacar este disco la verdad es que sí no podía estar en los dos grupos.

-Tu disco parece en su totalidad muy clásico superficialmente, con sus tonalidades acústicas, etc... Pero algunas de las decisiones en lo referente a instrumentación le dan un color especial. (en concreto me refiero a la presencia del contrabajo) y en los arreglos ( especialmente los vientos), evitas los tópicos. ¿ No te parece que con toda la obsesión de introducir la electrónica a veces en canciones de lo mas tópico, la gente se olvida de qué todavía se puede jugar con los instrumentos acústicos de un modo creativo?

-Puede ser. La electrónica depende de cómo la utilices. Recuerdo lo que decía en una entrevista Albert Salmerón de Cosmos a la pregunta de que cómo estaba la música electrónica, y me gustó mucho su respuesta. Decía que no creía que hubiese un estilo que fuese música electrónica sino que era simplemente un medio para hacer música, igual que lo puede ser un instrumento acústico, entonces depende de cómo lo hagas. Y además es que la electrónica es tanto que hay desde los sintetizadores antiguos hasta las programaciones de ahora y no se...

-En Diariu nos sorprendiste por el uso del slide-guitar en clave acústica tipo Ry Cooder y yo, personalmente me esperaba que en este disco lo usases también, lo veía ya como la "marca de la casa", y de repente llego al disco y no encuentro ni rasto de él . Personalmente me llamó mucho la atención.

-Es que las canciones no lo pedían, pero en "Sitios distintos" hay dos guitarras haciendo slide, pero bueno, no son guitarras acústicas. Pero eso depende de las canciones, tampoco es cuestión de meter ahí slide en todo.

-El estribillo de "Blanca" tiene un cierto aire marcial y las estrofas están en una onda completamente diferente, a punto de romperse. ¿Cómo surgió esa estructura tan extraña?. ¿qué intenta simbolizar esa canción?

-Es una canción que habla de bajones y de subidones...anímicos quiero decir (risas) y ese cambio en las estrofas pretende reflejar un poco eso. Fue una canción un poco extraña, también tenemos otra versión pero hoy no la haremos porque es la canción que mas nos cuesta tocar.

-Enrique en la crítica de tu disco señala a Calamaro como una referencia a manejar en tu sonido y he leído en entrevista tuyas mostrar interés por su obra.

-A mi hay canciones del "Honestidad brutal" que me gustan mucho, este último quíntuple no lo oí demasiado y del anterior "Alta suciedad" también hay alguna canción que me gusta, pero no creo que haya sido una influencia por que las canciones ya estaban hechas antes de escuchar así a Calamaro, pero si hay una serie de canciones de él que me parecen muy emocionantes.

-Incluyes una cita de Nick Drake en el interior del disco. Ya has explicado lo que esa frase significa para ti, pero, ¿qué es lo que mas te gusta de Nick Drake?. ¿Cuál es tu disco favorito de los suyos?

-¿Mi disco favorito de los suyos?. Buff...no se, me gustan los tres, probablemente "Bryter Lighter" o " Pink moon"., cualquiera de los dos, quizá "Pink moon" por ser tan desnudo y resultar tan completo a la vez. Y de él me gusta sea especie de fragilidad que tienen sus canciones, su forma de cantar y su voz, pero a la vez esa sensación de que está diciendo cosas bastante fuertes y que a la vez todo es muy frágil, ese equilibrio me gusta mucho. Luego Nick Drake, ahora que esta tan reivindicado por grupos así que se les nota mucho la influencia de él, creo que no consiguen ese equilibrio bien, sino que se quedan en canciones que acaban resultando un poco ñoñas y el con esa voz que tiene así tan suave nunca resulta ñoño

-¿Cuál fue el disco o canción que te hizo decir: "yo voy a montar un grupo como el de estos"?

-(Se lo piensa unos segundos). No se, te puedo decir que cuando tomé la decisión de dejar MANTA RAY para hacer este disco estaba escuchando el "Blonde on Blonde" de Bob Dylan y estaba así con cascos de noche en la cama y lo decidí.

-Por ultimo, ¿Cómo te planteas tu carrera a partir de ahora?. ¿es este tu proyecto definitivo?

-Sí, espero que esto sea la columna vertebral demi carrera. Ya tengo en mente otro disco, lo espero grabar para el año que viene, seguro . Luego me gusta mucho colaborar con gente y sigo haciéndolo con MANTA RAY, pero este es mi proyecto principal.

-Y Diariu ¿tendrá continuidad?

-Pues no lo se, espero que si. Lo que pasa es que no sabemos cuando, a lo mejor mañana, a lo mejor dentro 5 años, pero si, realmente habrá un "Diariu tres".

JAVIER BECERRA