A veces una mente ociosa encuentra las asociaciones de ideas más extrañas. La tarde anterior al concierto de SCHWARZ en Barcelona caí en la cuenta de que la Navidad y proximidades es una época repleta de drones, de bucles obsesivos. En la puerta de esos grandes almacenes que todos conocemos, mientras esperaba a que me recogiesen para jugar un intempestivo partido de fútbol, el bucle obsesivo de villancicos estridentes resonaba en mi cabeza con más capacidad de estupefacción y destrucción de neuronas que cualquier música anticomercial. La continua repetición de anuncios de perfumes, cavas, juguetes, joyas de baratillo, turrones y carajas varias, se convierte en un espectáculo hipnótico, turbador, premeditadamente idiotizante. En esos vértices del absurdo descubrí que un concierto de psicodelia pura, y sobre todo dura, como el que nos regalaron un día más tarde unos excepcionales SCHWARZ ante una gélida audiencia en la gruta del Sidecar, podía resultar mucho más navideño de lo que parecía en un principio. La música tiene estos extraños poderes.

Previamente Alfonso, líder de esta soberbia banda, se avino amablemente a contestar un interrogatorio de este servidor de Uds. SCHWARZ son una de las mejores bandas de nuestro panorama, aunque pocos se enteren. Ofrecen discos sólidos e interesantes, y una completa experiencia sensitiva en directo. Y sus razones son igualmente convincentes. Tal vez el verdadero milagro navideño sería que alguien se entere de todo esto.

.- ¿Cómo se ha gestado “Arty Party”?¿Ha sido un proceso fácil?

Pues no ha sido tan estresante como otras veces. Hemos grabado en nuestro local de ensayo con nuestro propio equipo, así que íbamos después de comer, grabábamos un rato y después nos íbamos al bar a tomar unos vinos.

.- En cierto modo creo que con “Cheesy” ya encontrasteis vuestro sonido. Y veo este nuevo disco como un trabajo de exploración dentro de esas mismas coordenadas, dentro de un sonido que es amplio pero que, en cierto sentido, está bastante definido. ¿Coincidís en esto conmigo o pensáis que existen más diferencias entre este disco y el anterior?

Coincido contigo. Creo que “Arty Party” es una estilización de un buen número de elementos que ya estaban presentes en “Cheesy”, con una mayor incidencia quizás en los drones y los ambientes. En cualquier caso no rompe tan radicalmente con el sonido del disco anterior como era nuestra costumbre hasta ahora, lo que no quiere decir que no tenga sus diferencias.

.- Una cosa que siempre me transmiten vuestros últimos discos, y ya lo dije a propósito de “Cheesy”, es como una sensación de diversión, de que pese a ser una banda que toma riesgos artísticos, no queréis ser completamente solemnes y serios. Era una teoría peregrina, una impresión subjetiva, pero ahora el título “Arty Party” me parece que lo confirma, tiene ese punto de sentido del humor al respecto, de contraste entre una música ambiciosa y un cierto espíritu festivo ¿Es así?.

Así es si así te lo parece. El sentido del humor está presente en nuestra música, igual que la melancolía, porque son dos elementos que están presentes en la vida. A veces estás alegre y a veces triste, a veces ríes y a veces lloras. De todas formas no tiene por qué ser incompatible una actitud “investigadora” musicalmente con una cierta ligereza. Quickspace, Stereolab o Pram son buenos ejemplos de ello, y yo siempre estaré más cerca de estos grupos que de GYBE! o Labradford.

.- Por esto en este disco me recordáis a los primeros discos de Brian Eno en solitario, cuando dejó los Roxy Music. Especialmente a “Here Come The Warm Jets”, un disco muy divertido, a la vez que muy interesante. En vuestro proyecto a medias con Manta Ray hicisteis una versión de “On Some Faraway Beach” de ese disco. ¿Os gusta ese disco?¿Veis este parecido?

Pues no veo el parecido, lo que no quiere decir que no pueda haberlo. A mí me gustan los discos de Eno en su etapa pop, pero tampoco soy ultrafan. La versión de “On Some Faraway Beach” fue propuesta por Manta Ray, nosotros propusimos “Antenna”, así que puedes ver por dónde iban los tiros de uno y otro grupo.

.- ¿Cómo es el proceso de composición de Schwarz?. ¿Es una improvisación colectiva? ¿Viene alguien con una idea al local y se desarrolla, o con las canciones muy dibujadas?.

En Schwarz hay muy poca improvisación a la hora de hacer los discos. El proceso habitual es que yo maqueto las canciones en casa y luego las llevo al ensayo-estudio. Digo ensayo-estudio porque, aparte de ser el mismo espacio físico, a veces las canciones se ensayan y otras por el contrario se graban directamente, sin ensayo previo. En este último disco es en el que más hemos utilizado este sistema. Hay varias canciones que son primera toma sin apenas ensayo previo. Los grupos que trabajan así suelen hablar de no perder frescura, pero nosotros lo que queríamos era terminar rápido para ir a tomar vinos. Cuando la gente escucha nuestros discos suele creer que hay un trabajo previo de la hostia y cientos de tomas hasta dar con la ejecución perfecta, pero nada más lejos de la realidad. El trabajo es sobre todo mental, de planificación, pero a la hora de grabar somos bastante sureños. Si hay alguna gamba y no se nota mucho la dejamos.

.- No sé si vosotros consideráis que lo vuestro es rock progresivo. Yo sé que muchas de las bandas que hoy hacen algo interesante son catalogadas bajo muchos epítetos (post-rock, esencialmente). Parece como si la expresión rock progresivo esté maldita. Pero si una banda tiene tendencia a los desarrollos largos y disuelve el concepto tradicional de canción, supongo que está haciendo rock progresivo que a su vez puede ser bueno, o un peñazo. ¿Vosotros cómo lo veis?

El problema de la etiqueta “rock progresivo” es que hoy en día es “rock regresivo”. Quiero decir que todos los grupos que se identifican con esa etiqueta hoy día suelen sonar bastante rancios, miran demasiado al pasado y muy poco al futuro. De todas formas tampoco estoy de acuerdo con tu definición de rock progresivo. Si hablamos de desarrollos largos y disolución del concepto tradicional de canción también podemos estar hablando de Glenn Branca, que es muy poco prog.

No considero que nosotros hagamos rock progresivo, aunque pueda haber elementos de ese estilo en nuestra música. Siempre me gustaron los grupos progresivos más sucios y caóticos, como Van der Graaf Generator o King Crimson, y siempre detesté a los más sinfoniquetas y pastorales, como Emerson, Lake and Palmer o Jethro Tull. Si la etiqueta prog está denostada hoy en cierto modo se lo ha ganado a pulso, porque sus discos a partir del 72-73, salvo contadísimas excepciones, son infumables.

Ah, y efectivamente siempre he pensado que lo que llaman “post-rock” es una actualización del rock progresivo de los 70, pero como tal actualización tiene señas de identidad propia, aporta elementos nuevos, y por lo tanto merece una etiqueta distinta.

.- Hay una vena lírica en vosotros, trabajáis canciones lentas como “Beauty Must Die” o “100% Fun-Free”, que suelen ser momentos importantes de vuestros discos y que contrastan con momentos de mucha intensidad eléctrica. ¿Os gusta ese contraste?

Es el contraste de la existencia, ¿no?

.- Sé que tal vez os parezca algo traído por los pelos, pero en vuestros temas con melodía, como “Novelle Vague” o “Raining” Stars”, veo ciertas similitudes con Los Planetas, porque bajo una maraña de guitarras metéis una voz enterrada y una melodía muy pop. Yo creo que hay influencias comunes a ambos grupos. ¿Creéis que es así?

Hombre, no creo que todos los grupos que inserten la voz entre una maraña de guitarras en la mezcla tengan similitudes con Los Planetas. Y no lo digo porque me moleste la comparación, sus primeros discos me gustan mucho. Lo que sí me consta es que compartimos un buen montón de influencias, desde la psicodelia al shoegazer o el drone-rock de los 80, y puede que por ahí venga la similitud en algún momento.

.- Por cierto “Novelle Vague” parece un homenaje a ese movimiento cinematográfico en la letra ¿Os gusta tanto?

Truffaut es Dios. Lástima que Nietzsche tuviera razón: Dios ha muerto.

.- ¿Os consideráis una banda de estudio o de directo? ¿O son facetas complementarias?

Creo que todos los grupos son diferentes en estudio y en directo, o al menos deberían serlo. Son dos entornos distintos que normalmente requieren dos lenguajes distintos. Intentar reproducir el uno en el otro habitualmente lleva a la frustración del músico o a la decepción del público. Es como pintar al óleo o a la acuarela: tu estilo puede ser el mismo, pero tu técnica ha de cambiar para adaptarse al medio.

.- Habéis utilizado para el anterior disco la analogía con Disco Inferno, con “DI Go Pop”. Es una banda cuya influencia y calidad quizás no esté verdaderamente reconocida. ¿Pensáis igual? ¿Es una banda importante para vosotros?

Bueno, la analogía era con el título, con ese concepto de “Go Pop” que nos venía muy bien para definir “Cheesy”, más que con el grupo en sí. Pero sí, Disco Inferno hicieron muy buenos discos que puede que no estén lo suficientemente valorados hoy día. Pero eso ocurre con muchos otros grupos que me parecen imprescindibles: AR Kane, Loop, Jessamine...

.- Y otro de los nombres que surgen cuando se habla de vosotros es el de Spacemen 3, cuyo homenaje es explícito esta vez en una canción. Además trabajáis mucho el tema de los drones, y le dedicáis al tema un corte, “Droning Forever”, toda una declaración de intenciones, por lo que supongo que son una influencia fuerte en vosotros. ¿Cuál es vuestro “Specimen 3” favorito, Jason Pierce o Sonic Boom?

Sin duda Sonic Boom, porque ha sabido mantenerse fiel a la faceta más minimal e hipnótica de Spacemen 3 (que siempre fue la que más me gustó) tanto en sus discos de Spectrum como en los de EAR. Los discos de Spiritualized también me gustan mucho hasta “Ladies and Gentlemen...”, a partir de ahí los encuentro bastante flojos, especialmente “Let It Come Down”, que me parece un disco de villancicos. La faceta blues y gospel de Spacemen 3 nunca me gustó demasiado, y desgraciadamente es por la que ha acabado apostando Jason Pierce.

.- Como banda que canta en inglés, ¿Hasta que punto trabajáis las letras? ¿Son complementarias a la música o hay interés en ellas?

¿Qué quieres que te diga? ¿Que canto cualquier parida en guachi-guachi pensando que nadie se va a enterar? No creo que haya un solo grupo en España ahora mismo que haga eso. A ver si nos vamos dejando de complejos de inferioridad...

.- Recuerdo vuestra colaboración con Manta Ray como un momento muy importante en vuestra carrera, y también me parece que os permitió contar con unos mejores medios de grabación que vuestros discos propios, o así me lo pareció. ¿Era así? ¿Como veis “Heptágono” como disco con el transcurso del tiempo?

Efectivamente “Heptágono” fue el disco que nos puso en el punto de mira de mucha gente. Nosotros ya éramos una banda consolidada a nivel creativo, habíamos hecho dos álbumes, pero nos movíamos a un nivel muy subterráneo (no es que ahora estemos a un nivel muy superior, no creas). Siempre estaremos agradecidos a Manta Ray por la generosidad con la que abordaron el proyecto, embarcándose en una movida arriesgada con un grupo desconocido (ni siquiera nos conocíamos personalmente) por amor al arte, nunca mejor dicho.

En cuanto al disco, todavía lo encuentro bien de salud. Pregúntame dentro de veinte años.

.- Me comentan que últimamente tenéis la costumbre de cerrar los conciertos con una masa inmensa de ruido. ¿Es el ruido vuestro instrumento preferido?

Bueno, no es del todo exacto eso que te comentan. Cerramos nuestros conciertos con una masa infernal de ruido algunas veces, otras tratamos al público con mayor delicadeza. Lo que ocurre es que nunca repetimos set list, no hay dos conciertos de Schwarz con un repertorio igual, y para eso solemos preparar un buen montón de canciones para cada gira. Así que lo del final ruidoso depende de cada concierto. Aunque sí, sentimos debilidad por el ruido entendido no como masa informe, sino como arma sónica.

.- En estudio sois muy versátiles, y utilizáis bastantes instrumentos diversos. Las veces que os he visto en directo os he observado teniendo que hacer un poco de hombres orquesta. ¿No habéis pensado en ampliar la formación con alguien más alguna vez? ¿Podéis desarrollar todo lo que pretendéis en directo?

Alguna vez hemos pensado en incluir una cuarta persona para el directo (de hecho el grupo empezó como cuarteto), pero siempre lo hemos descartado porque nos sentimos muy a gusto así. No tenemos problema en hacer los conciertos que queremos como trío, lo único que exige es un mayor trabajo en el ensayo y un poco más de concentración en el escenario, que con el tiempo se acaba convirtiendo en algo natural. Además, ¿no queda bien ver a sólo tres tíos desarrollando toda esa hostia en directo?

.- Estoy seguro de que sois conscientes de que vuestros últimos discos son muy buenos, pero por otro lado no termináis de romper comercialmente . ¿Os frustra la situación o tenéis asumidos los límites de música como la vuestra dentro del mercado?

Gracias por el cumplido. Nosotros somos espíritus puros a los que no preocupa ese tipo de cuestiones. Lo nuestro es un apostolado. Algún día el mundo nos escuchará.

.- ¿Seguís “aburridos del rock'n'roll” o en realidad era sólo de una manera de ver el rock'n'roll?

Siempre hemos estado enamorados del rock'n'roll. “I'm Bored With Rock'n'Roll” era una canción protesta: protestaba contra las muñequeras de cuero y el bourbon.

ENRIQUE MARTÍNEZ ( diciembre, 2004)