Un poquito antes de llegar el parón veraniego varios nombres interesantes se juntan en la programación del Playa Club en A Coruña. A continuación va la información detallada cada uno de esas actuaciones ( ampliable en www.playaclub.net ) :

MANDO DIAO

Martes 25 de abril - 22:00

Anticipada: 16 € Nonis, Portobello (LCG) - A Reixa Tenda (SDC) - Discos Gong & Lp (Vigo)

Taquilla: 18 €

El grupo más atractivo y chulo de Suecia vuelven a nuestro país en una gira de 7 única fechas para presentarnos en exclusiva lo que será su nuevo disco que saldrá en Septiembre 06.

Quieren así agradecer a sus seguidores españoles todo el apoyo durante su flamante carrera, ya que consideran que somos de lo mejorcito…y a MANDO DIAO solo les gusta lo mejor.

Desde Borlänge (Suecia) han conquistado medio mundo y el otro medio está ya a la espera. Dos álbumes de pop/rock energético (“Bring ´Em In” y “Hurricane Bar”) propulsaron a Björn, Gustaf, Mats, Samuel y Carl Johan en lo más alto y les llevó a tocar por Escandinavia, Europa, USA y Japón.

Ahora nos espera ver y oír lo mejor de ellos: actitud, buenas canciones y entrega total en el escenario. Cada concierto de la gira será una experiencia irrepetible.

“Tenemos más dinero ahora, somos mas adultos y más profesionales, pero no hemos perdido para nada nuestra actitud, siempre haremos música honrada, que refleje donde estamos ahora mismo”.

En su última gira por España agotaron las entradas y en esta ocasión seguimos hambrientos de ellos y expectantes por descubrir lo que será su próximo trabajo y su evolución natural tras el sonido más garaje el primero y el pop más elaborado del segundo. Lo que está más claro que el agua es que los directos de MANDO DIAO son intensos, divertidos e inolvidables.

AINARA LEGARDON

Viernes 28 de Abril - 00:00

Consigue tu invitaciÓn enviando un correo-e con tu nombre y el numero de entradas que necesitas a conciertos@playaclub.net

In the mirror" -considerado uno de los mejores álbumes del 2003 según los medios especializados- supuso el debut en solitario de Ainara LeGardon?, con la presencia de Chris Eckman (The Walkabouts, Chris & Carla) a la producción, Joe Skyward (Posies, Sunny Day Real Estate, The Walkabouts) al bajo, Carlos Torero (Ex Radio Futura) a la batería y percusión, y Hannot Mintegia, Gaizka Insunza y Ager Insunza (Audience, Young Talent Show) a las guitarras, piano, violín y lap steel respectivamente, además de otros músicos invitados.

La gira de presentación de "In the mirror" se extendió desde mayo del 2003 prácticamente de manera continua no sólo por nuestro país (donde Ainara LeGardon? compartió escenario con Thalia Zedek, Tara Jane O´Neil, Dayna Kurtz, Chris Eckman y Karate), sino también por Francia, Alemania (como artista invitada de The Walkabouts), Bélgica y Holanda.

"Each day a lie", su segundo álbum, también producido por Chris Eckman y grabado en el Estudio Brazil de Madrid, ha sido editado nuevamente por Winslow Lab en abril del 2005. Entre los músicos invitados han repetido Carlos Torero a la batería, Hannot Mintegia a la guitarra acústica y Ager Insunza al violín y lap steel. Se han incorporado al proyecto David Jiménez (ex A Room With A View) al bajo, Iosu López a la viola y el noruego Al DeLoner? (Midnight Choir) a la guitarra, armónica, piano y armonio.

"Each day a lie" ha sido recibido con excelentes críticas por medios especializados de toda Europa (Rock de Lux, Mondosonoro, Muzikalia, Bad Magazine, Undertoner, Fomp, Munnezza, Bokson, etc…), así como por los diarios más importantes de nuestro país (El País, El Mundo, La Vanguardia , etc…).

CHRIS HILLMAN

+ Michael Weston King

Martes 2 de Mayo - 22:00

Anticipada: 14 €

Taquilla: 17 €

He aquí a Chris Hillman y algunos detalles de su impresionante tarjeta de presentación: estamos ante uno de los pioneros del folk-rock, con permiso de Bob Dylan, desde los primeros The Byrds (o lo que es lo mismo: la respuesta de EUA a The Beatles); estamos ante uno de los pioneros del country-rock hombro con hombro con Gram Parsons, faena redonda que firmó también con The Byrds y a continuación pisando gas en Flying Burrito Brothers. De ahí salieron las etiquetas “cosmic american music” y “outlaw country” que todavía hoy, o tal vez hoy más que nunca, mantienen su influencia y presencia espectral en la sección de novedades de country alternativo y en las cubetas de discos de americana. Desde los The Rolling Stones de “Wild Horses” hasta las flamantes entregas de Drive-By Truckers, esas sombras fantasmales de Hillman y sus viejos compinches sobrevuelan surcos y surcos.

Llegaron después más aventuras con poso histórico. La de Manassas con Stephen Stills, después el supergrupo Souther-Hillman-Furay (una respuesta a Crosby, Stills & Nash) y finalmente, ya en el ecuador de los 80, la Desert Rose Band junto a Herb Pedersen. Todas, piedras de toque en la evolución del country-rock y el folk-rock vía California tras la resaca sesentera.

Sus colaboraciones han sido solicitadas por nombres tan diversos y de la talla de: Bob Dylan, Crosby-Stills-Nash & Young, Gram Parsons, Beck, Patty Smith, Emmylou Harris, Brian Wilson (The Beach Boys), Tom Petty, Steve Earle, Roy Rogers, Teenage Fanclub, Neil Young, Sheryl Crow o el grandioso Roger McGuinn? (Byrds).

Su nombre es sinónimo de cuatro décadas de calidad e incomparable música. Sin duda un pionero como Dylan, Donovan o Neil Young en un género tan conocido como el Folk-Rock. Pero es que además, las bandas folkies del momento como Belle & Sebastián, Devendra Banhart o Arcade Fire son fieles seguidores del músico californiano. Demasiado para un chico que empezó tocando la mandolina en el circuito bluegrass de California…

LORI MEYERS

Jueves 11 de Mayo - 22:00

Anticipada: 10 € (Nonis, Portobello)

Taquilla:12 €

Pese a su corta edad – una media de 22 años- Lori Meyers emprendían hace poco más de dos años un emocionante Viaje de Estudios cuya segunda etapa re-arranca con la re-edición de lujo y con canciones nuevas de su segundo álbum Hostal Pimodan. Hostal Pimodan es una versión contemporánea y granadina del hotel parisino que, bajo ese nombre y en la primera mitad del siglo XIX, fue refugio de literatos, pintores, músicos y bohemios que impulsaron la transformación de la sociedad y la cultura, inaugurando definitivamente eso que nos ha dado por llamar modernidad.

Lori Meyers miran al Hotel Pimodan con detenimiento y picardía y lo transfiguran en un confortable Hostal en el que se instalan para construir desde allí su propia versión de lo que está por venir mediante canciones con buena memoria y pasmosa habilidad para esquivar comparaciones; canciones que se desenvuelven con idéntica y extraordinaria facilidad tanto por los itinerarios más transitados del pop y el rock como por sus sendas más recónditas.

Ya sea de forma premonitoria o casual, los Lori Meyers invocaban el bohemio hotel parisino, clamando desde el primer corte del disco por un lugar donde explotar ‘sin fisuras, su libertad' y lo mejor es que parece que lo han conseguido. Estrenan nuevo sello, La Incubadora Records , un reducto independiente -en el mejor y más literal sentido de la palabra-, en el seno de la multinacional Universal, y deciden hacerlo reeditando el Hostal para ponerlo en el sitio que merece.

En este hostal Lori Meyers han convivido con Thom Monaham (productor de Beachwood Sparks, J Mascis, Pernice Brothers, o Devendra Banhart), logrando un segundo disco que invita a romper con todos los tópicos acerca de segundos discos, a abrir bien los oídos para escuchar antes de juzgar.

Junto a Monaham, invitados como Rick Denk (Velvet Crush, The Tyde), Mike Daly (Whiskeytown), o Blake Hazard, sacan brillo a la herencia que el rock americano dejó a los de Loja. Una herencia que viene a unirse a su talento natural para reinventar la vertiente más preciosista del pop y el rock español de los 60 y 70 (El Aprendiz). Una herencia patente en su manera de hacer canciones, en sus descaradas melodías (Dilema) y en una sorprendente capacidad para la armonía vocal (El mejor de sus trabajos) que en Hostal Pimodan sirve para dar salida a textos que empiezan a brillar con intensidad, más allá de los terrenos del estribillo pop, en estructuras poco convencionales que avisan sobre la enorme cantidad de recursos de Lori Meyers y nos recuerdan que hay vida más allá, y más acá, de “los muros de guitarras y melodías angelicales”.
swww